Mi hijo muy adolescente

La adolescencia es una época con muchos altibajos emocionales. Esto es algo que todos sabemos, pero a veces es tan obvio que normalizamos que esto ocurra.

Muchas veces los padres dicen frases como hija es que te lo tomas todo a la tremenda. O es que son las hormonas que está muy adolescente. Incluso hija, no hagas tonterías con la comida que las adolescentes no pensáis bien. ¿Tienes un hijo adolescente?

Pero que pasaría si detrás de estas hormonas y este dramatismo hubiese un trastorno psicológico camuflado. La adolescencia es una de las etapas más complicadas a la hora de detectar necesidades emocionales. Porque todas sus actitudes emocionales se pueden justificar por la etapa en la que están ahora mismo. O porque los propios adolescentes no piden ayuda. En resumen, quieren ser mayores a independientes.

A continuación, vamos a nombrar algunos de los trastornos más comunes en el periodo de la adolescencia que son:

  • En primer lugar, Trastornos de la alimentación. Las personas más propensas a tener este tipo de trastorno suelen ser muy perfeccionistas. Inseguras y dependientes de lo que los demás esperan de ellas. Es más común en las mujeres.
  • Por otro lado, Trastorno de ansiedad generalizada. Se caracteriza por las preocupaciones constantes que acaban dominando la vida del adolescente. Algunos de los síntomas que presenta este trastorno son: dificultad para prestar atención, inquietud, problemas de sueño o agotamiento.
  • Trastorno depresivo: los síntomas característicos de este trastorno son el estado de ánimo triste o irritable, falta de energía, pérdida de interés por casi cualquier actividad, problemas de sueño, sentimientos de inutilidad, aumento o disminución de peso, dificultad para concentrarse.
  • Trastorno por consumo de sustancias: se desarrolla una adicción cuándo hay una pérdida de control sobre el consumo y cuando el consumo tiene un impacto sobre la actividad diaria

Es importante no olvidar que aun que en muchas cosas parezcan adultos, aún están en desarrollo y necesitan de los adultos para resolver sus problemas aun que sea de manera indirecta.  

Lucía Ongil

Psicóloga

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-adolescencia-conflictos-fracaso-padres/

Artículo anteriorCómo mejorar motivación escolar
Artículo siguienteQué es el ego sano
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí