Psicología infantil: Es muy pequeño, mejor me espero…

0
97

Psicología infantil: Es muy pequeño, mejor me espero…

Es uno de los comentarios más repetidos por padres y tutores. En muchas ocasiones los niños, dentro del desarrollo o de la respuesta normal de adaptación, presentan determinadas conductas no adaptativas que le afectan en su día a día en su entorno social, escolar o familiar.

En ciertas ocasiones estas evolucionan y parecen desaparecer, pero ¿realmente ocurre? ¿desaparecen?. Es cierto que en ocasiones aparecen conductas dentro del desarrollo como las rabietas a los 3 años, que si son gestionadas de manera correcta desaparecen, pero esto no siempre ocurre.

No siempre con que pase el tiempo desaparece la problemática, en muchas ocasiones se tapa u oculta y años más tarde vuelve a a aparecer con otra sintomatología. Por todo ello ante la  duda de tener una dificultad o alteración en la vida de un niño lo mejor es acudir a un profesional cualificado que determine la normalidad o no de dicha situación. Del mismo modo que se acude al oculista cuando al niño le duele la cabeza, se arrima mucho al papel o hace muchos guiños, se debe de acudir al psicólogo ante dificultades de atención, emocionales, de autonomías o aprendizajes, para que este determine la gravedad o necesidad de intervención en cada caso.

Es muy importante tener presente que lo aprendido en la infancia y adolescencia determina cómo se desarrollará como persona adulta, la base se forja en estas edades.

Esperar a ver si el niño madura, no es buena opción, mejor evaluar para asegurarnos del progreso

Belen Pozo

Psicóloga