Terapia de pareja: Los hijos se van de casa

0
117

Terapia de pareja: Los hijos se van de casa

En una pareja hay determinadas situaciones que suponen un cambio en el ciclo vital de la pareja como el nacimiento del primer hijo, la compra de una casa, el fallecimiento de algún familiar,… en este caso vamos a hablar de qué le ocurre a la pareja cuando los hijos se van de casa.

Durante mucho tiempo, en la mayor parte de las parejas, los hijos pasan a ser el centro de la familia, todo gira en torno a ellos y en muchas ocasiones la pareja que formó esa familia se desvanece. En estos casos cuando los hijos se van de casa ambos miembros de la pareja se encuentran perdidos, son como extraños que no comparten hobbies, intereses ni incluso se conocen. El paso del tiempo y la falta de dedicación el uno en el otro a deteriorado la relación y ha hecho que la planta se marchite.

¿Qué se puede hacer?

  • Siempre dedicar tiempo a la pareja, aunque sean 10 minutos diarios, o un simple mensaje en el móvil, tener siempre presente que la raíz de una familia con hijos está en el amor de pareja
  • Cuidar a la pareja. En el día a día lleno de responsabilidades y los deberías, en muchas ocasiones se deja de cuidar a la persona más importante, que es a que estará a tu lado en la vida.
  • Nunca olvidar que ante todo está la pareja. Nunca anteponer a los hijos, es decir, siempre fomentar una comunicación común entre ambos y no establecer alianzas con ninguno de los hijos
  • Dedicarse tiempo a uno mismo como persona individual
  • Tener juntos un proyecto como pareja en común
  • Hablar de «nosotros» como «novios» no sólo como padres

Belén Pozo

Psicólogo colegiado en el Colegio Oficial de Psicólogos de Madrid