Estrés postraumático población sanitaria

Médicos, enfermeros, celadores y demás personal sanitario están al pie del cañón. Pero qué pasa con el estrés postraumático población sanitaria.

En primera línea. Atendiendo todos aquellos casos relacionados con la pandemia del COVID-19.

Es decir, la situación a la que se enfrentan es de enorme dificultad.

Y requiere de un alto nivel de alerta para realizar todo correctamente. Por ejemplo atender a sus pacientes y a la vez no contagiarse ellos mismos.

En resumen, todo ello lleva a un posible estrés postraumático en población sanitaria.

Debido a las largas jornadas a las que se enfrentan en la situación actual. Ese nivel de activación y alerta se extiende. Más allá de lo asumible.

Por lo que en numerosas ocasiones se convierte en algo mantenido en el tiempo.

A su vez dificulta la posterior desconexión una vez acabada la jornada. Y el distanciamiento emocional sano de la situación.

Muchas de las imágenes que están observando son de alto contenido ansiógeno. Y difíciles de elaborar y afrontar.

A su vez, personas pertenecientes a este gremio están actualmente experimentando síntomas de malestar. Por ello están desarrollando dificultades para:

  • En primer lugar conciliar y/o mantener el sueño.
  • También mantener adecuados hábitos alimentarios.
  • Además distanciarse emocionalmente y desconectar.
  • Por último afrontar adaptativamente emociones negativas. Como tristeza, enfado o culpa.

A todo esto hay que añadir dos factores. Que probablemente estén influyendo de modo negativo y agravando estos síntomas:

  • En primer lugar la probable ausencia de contacto físico. Tanto con familiares como con personas de apoyo. Por estar viviendo temporalmente en otro lugar. Con motivo de no exponerlas al riesgo de infección.
  • Además la figura de cuidado y asistencia puede dificultar la asunción de la propia necesidad de ayuda.

En resumen ante esta situación, es necesario que el personal sea consciente de que ellos también necesitan ser atendidos.

Elaborar adecuadamente y de modo funcional y adaptativo la sobreexposición a la que se ven sometidos. Así como superar todos estos sentimientos. Y síntomas con la asistencia de profesionales de la psicología preparados para ello.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga Sanitaria

Si estás en esta situación podemos ayudarte. Llevando a cabo una evaluación de cómo te encuentras. A través de la siguiente prueba.

http://www.web.teaediciones.com/LSB-50–Listado-de-Sintomas-Breve.aspx

Artículo anteriorMi hijo comete faltas
Artículo siguienteEfectos psicológicos del confinamiento
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí