Cómo ayudar en la lectura

Iniciar en la lectura

Hoy en día, y más con las nuevas tecnologías presentes en nuestras vidas en todo momento es muy complicado hacer que los niños se aficionen a la lectura.

Además, el día a día nos come y no tenemos tiempo para nada. Hay que llevar a los niños al colegio, recogerles. Que hagan algo de ejercicio, las clases extraescolares y los deberes… ¿de verdad hay tiempo para poder fomentar la lectura en casa?


La respuesta es sí y mil veces sí. A continuación, vamos a exponer algunos consejos sobre como ayudar en la lectura. Para que este proceso sea más fácil y llevadero.

Cómo ayudar en la lectura

  1. Dedicarles tiempo: debemos dedicarles 20-30 minutos diarios para acompañarles con la lectura. Cuando son más pequeños deberemos contarles cuentos, meterles en la historia y dedicar tiempo a la conversación sobre el cuento. De esta manera estimularemos su interés por los cuentos y libros desde pequeños.
  2. Conocer sus gustos: es muy importante conocer sus gustos, ya que igual que nos pasa a los adultos, leer algo que nos gusta o nos llama la atención es mucho más fácil y entretenido que leer algo que no nos gusta nada.
  3. Libros adecuados a su edad: si elegimos un libro que está fuera de la edad recomendada para nuestro hijo puede ser perjudicial ya que le puede parecer demasiados fácil y quitarle el interés o demasiado difícil y frustrarle reduciendo así su interés.
  4. Entender la lectura como un juego: hay que conseguir que vean la lectura como un juego, no como algo que sólo se necesita para estudiar y que sólo se enseña en el cole. Podemos hacer juegos como disfrazarse de algún personaje del libro, leer cuentos a los muñecos y juguetes…
  5. Dar ejemplo: la manera principal de aprender que tienen los niños es a través del ejemplo. Si ellos ven que nosotros como adultos leemos, que es algo que nos gusta y que lo hacemos como manera de pasar el rato, ellos lo harán igual
  6. No presionarles: hay que ir poco a poco en la estimulación de la lectura, ya que igual que sucede con los adultos, cuando nos presionan para realizar cualquier actividad, nos causa rechazo. Con los niños pasa lo mismo. Hay niños que igual tardan más en leer o les cuesta más, pero presionarles hará que no quieran hacerlo nunca.

Lucía Ongil

Psicóloga

Puedes leer otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/mi-hijo-de-6-anos-no-sabe-leer/

Artículo anteriorCómo desconectar en vacaciones
Artículo siguienteCómo enfrentarte a una adicción
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí