Mi hijo no quiere hacer caca en el water

Mi hijo no quiere hacer caca en el water o en el baño y se niega a defecar

Es habitual encontrarnos casos como éste, a la edad de 3 ó 4 años, incluso niños de 7 y 8 años. Niños que no quieren ir al baño a hacer caca. Y optan por hacérselo encima, hacerlo en un orinal o acaba riendo al baño, pero aguantando lo que lleva a que manchen el calzoncillo.

Aguantar de no ir al baño, y no querer hacer caca, trae males mayores, como que se vuelvan estreñidos, esto hace que no vayan al baño y que cuando lo hagan pues les duela al estar duras las heces, esto hace que cojan miedo de ir al baño. De este modo entramos en un círculo vicioso del que es difícil salir sin la ayuda de un profesional. Nos hemos encontrado niños que se niegan a hacer caca en el water, hablar con ellos no sirve de nada. Los padres llegan un momento que se encuentran sin armas para poder hacer frente al problema.

Suelen ser más los niños que las niñas, suelen mancharse la ropa interior, pues se les escapa por rebosamiento, suelen tener mucha flatulencia y además, dolores de tripa y posibles escapes de pis.

Es importante una buena educación y unos buenos hábitos a la hora de ir al báño desde pequeños, al cuerpo se le puede habituar por ejemplo, a tener una hora al día para ir al baño. El objetivo de toda terapia debería de incluir una reeducación de hábitos.

Somos expertas y autoras de un curso de formación para profesionales. Si eres un profesional puedes saber más en Enuresis y encopresis: Evaluación e intervención

Os contamos razones por las que puede que le esté ocurriendo esto y las consecuencias que lleva el que no acuda al baño cada día cuando tiene ganas.

No incluimos razones como la alimentación o hábitos, porque por norma general, los padres que acuden a nuestra consulta, ya conocen todas estas pautas. Suelen haber consultado a un pediatra o algún otro médico. Por lo que esas razones cuando acuden al psicólogo suelen estar descartadas.

Causas por las que mi hijo no quiere hacer caca en el water

-Miedo al acto de hacerlo. Por la razón que sea se niegan a hacerlo, bien porque no les gusta el baño, porque no entiendan que algo salga de ellos y tengan que abandonarlo, hay niños que les cuesta a tirar un dibujo que hayan hecho a la papelera.

-Miedo al baño. Porque no quieren sentarse encima de un agujero, grande para ellos, con agua abajo. Quizá les recuerde algo parecido a un pozo y piensen que algo puede salir por ahí. Al fin y al cabo el miedo es irracional y no tienen mucho control sobre él.

Psicológicas. Puede haber multitud de razones como una ansiedad elevada, celos de algún hermano, falta de atención de algún padre, algo le ocurre con algún profesor, con sus compañeros del colegio o algún área ese su vida no esté funcionando como debería. En estos casos es una forma de decir que algo está pasando.

Emocionales. Pueden ser varias las causas emocionales que le llevan a este acto, entre algunas enumeramos. Hacerse caca encima es una forma de seguir siendo bebé, esas sensaciones son las mismas que cuando sus madre o su padres, les cuidaba y les protegía. Es una manera de sentir que todo está bajo control y que sus padres le cuidan. Otra de las muchas raciones emocionales puede ser el miedo a hacerse mayor y tener que afrontar situaciones como el aprendizaje para lo que no estén preparados. Averiguar la razón real por la que el niño no quiere acudir al baño es importante de cara a afrontar el tratamiento y dar pautas a los padres sobre cómo actuar.

Cognitivas. Suele ocurrir en niños que tienen las funciones ejecutivas más inmaduras. Son niños a los que les cuesta mantener control sobre sus emociones. Suelen ser impulsivos y movidos. Les cuesta planificar su conducta. Una inmadurez puede llevar a que tenga dificultades tanto de controlar sus heces como su pis. Suelen ser niños a los que les cuesta retener también el pis.

Consecuencias si mi hijo no quiere hacer caca en el water

Son varias, os contamos a continuación las más habituales

Autoestima, el no controlar algo que los demás sí controlan le puede hacer tener sentimientos de que él no es capaz, que no puede.

Ámbito social, está relacionado con el no poder ir a casa de otros niños por si se le escapa o porque, cuando se le escapa suele oler mal, algo que suele producir el rechazo de los otros niños. Este factor también repercute de manera negativa en la autoestima.

Fisiológicas, puede acabar con problemas de estreñimiento, picores anales, irritaciones, hemorroides o fístulas. Así como problemas gastrointestinales de dolores de tripa o exceso de flatulencia. Que conllevaría distensión abdominal, incomodidad y dolores.

Cómo hacer que mi hijo haga caca

Artículo anteriorTik Tok podría desarrollar tics en niños y adolescentes
Artículo siguienteMi hijo se hace pis por la noche
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.