Mi hijo no habla, ¿qué hago?

Muchos son los padres a los que les surgen dudas acerca del desarrollo y la adquisición del lenguaje de sus hijos. Es un hito de desarrollo muy significativo. Que marcará el desarrollo y el aprendizaje del pequeño para siempre.

En torno a los dos años suele aparecer una esta llamada explosión de vocabulario. En la que se hace evidente la adquisición del mismo. Y el comienzo de la formación de la combinación de palabras para formar oraciones.

Es este momento cuando comparas el vocabulario de tu hijo con otros niños y comienzan las dudas.

Prerrequisitos del lenguaje

Antes del que el niño comience a hablar, para comunicarse se necesitan tener unos requisitos previos. Estos nos a ayudaran a estimular las habilidades prelingüísticas. Y será estos hitos en los que nos fijaremos a la hora de poder realizar una valoración acerca del pronóstico del niño:

  • En primer lugar, contacto ocular. Consiste fijar la mirada en los ojos del interlocutor. Aporta información relacionada con la comunicación no verbal. Y permite centrar la atención en el lenguaje y el mensaje de la otra persona.
  • Atención: es básica para la percepción de sonidos, fonemas, claves auditivas y visuales de la comunicación.
  • Imitación: antes de solicitar al niño que imite una palabra o un sonido, debe ser comprobado que posee capacidad de imitar movimientos y gestos. Y probar más tarde con sonidos. El aprendizaje por imitación es uno de los más efectivos, los niños imitan de manera insconsciente el lenguaje e incuso la voz de los padres, por eso es imprescindible dar un modelo claro, adaptado y pausado.
  • Permanencia del objeto: la capacidad para comprender que un objeto sigue existiendo aunque no esté presente en nuestro campo visual.
  • Juego simbólico: es uno de los juegos más importantes en el desarrollo del niño o la niña, es parte fundamental durante la construcción y desarrollo del lenguaje, la capacidad cognitiva y la socialización. Es jugar “como si fuéramos papás y mamás, profesores…” “tomar té con tazas imaginarias”…
  • Turnos: imprescindible para una protoconversación. Escuchar y recibir información mientras se espera para más tarde procesarla  devolverla.
  • Protoimperativos y protodeclarativos: gestos que hace el niño para captar la atención del adulto y gestos que hace para conseguir objetos, por ejemplo: señalar un juguete para que su madre se lo dé.

Estos son algunos aspectos a tener en cuenta si tu hijo no habla.

Paula Ágreda

Logopeda

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-como-ensenar-hablar/

Artículo anteriorDispraxia cómo afecta a mi hijo
Artículo siguienteTipos de incertidumbre
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí