Terapia de pareja: El cerebro y el enamoramiento

A lo largo de estos años, se han llevado a cabo numerosos estudios acerca de cuáles son los procesos cerebrales que intervienen en los seres humanos cuando nos enamoramos, siendo descubiertas las bases neurológicas del “amor”. Uno de los trabajos más destacados, es el de la Doctora Stephanie Ortigue, profesora de la Universidad de Syracuse en Nueva York y de la Universidad de Ginebra (Suiza).

Tras la investigación llevada a cabo junto a su equipo de trabajo y con los resultados hallados en otros estudios, se estableció un mapa cerebral en el que se encontró que cuando las personas nos enamoramos, las áreas del cerebro que se activan son doce. Otro de sus descubrimientos, fue el hecho de que tan solo tardamos medio segundo en enamorarnos, ya que este es el tiempo que el cerebro tarda en liberar las sustancias químicas (dopamina, adrenalina, vasopresina, oxitocina,…) que son las encargadas de generar las diferentes respuestas emocionales. Otro de los resultados recogidos en este estudio es que el “enamoramiento”, provoca alteraciones neuronales en diferentes partes del cerebro, más concretamente, en aquellas áreas involucradas en el proceso cognitivo específico de la percepción. Esto parece explicar el por qué las personas que están enamoradas tienden a ver a su pareja como mucho más especial que a otras personas.

Según la Doctora, la activación en determinadas áreas cerebrales permite que se liberen una serie de neurotransmisores que producen sensaciones de euforia, sentimientos de felicidad y también de satisfacción.

Miriam Benavides

Psicóloga