¿Amor o dependencia?

0
127

¿Amor o dependencia?

La dependencia y el amor son dos términos que están muy ligados a una relación interpersonal (entre dos personas).

Son palabras tan parecidas que podemos pasar de una a otra sin darnos cuenta. Pero si nos fijamos bien, no es lo mismo. Amar a alguien que depender de alguien. ¿En qué se diferencian?

1. El motivo de la relación. El motivo de una relación de amor es tan simple como el bienestar que te genera compartir tiempo con esa persona. Sin embargo, en una relación de dependencia el motivo de querer estar con esa persona es por evitar y huir de la sociedad.

2. La reciprocidad. Cuando una relación se basa en amor, ambas personas, a través del tiempo y de la confianza, se van conociendo. Y se van adaptando y ajustando a las necesidades del otro. Finalmente, ambos se acaban complementando.

Por el contrario, en una relación basada en la dependencia, no existe la reciprocidad. El dependiente siempre se ajusta a las necesidades, deseos y preferencias de su pareja. Hasta el punto de olvidarse de sí mismo. Y no olvidemos que no es lo mismo adaptarte a tu pareja que dejar de ser quien éramos. Sólo por mantener una relación.

3. El espacio personal. En una relación de amor, los dos miembros de la pareja harán cosas juntos. Es decir, compartirán tiempo y actividades mientras disfrutan de ellos juntos. Pero, además, los dos entienden perfectamente que hay momentos en los que no pueden estar juntos.

Por ejemplo, cada uno tiene tiempo para estar con sus amigos o para sus hobbies. Y lo más importante es que los dos disfrutan tanto del tiempo juntos como del separado.

Esto no ocurre con una relación de dependencia. Una persona dependiente no entenderá que la otra persona tenga tiempo para sí mismo y pueda disfrutarlo sin estar al lado suyo. Lo más probable es que piense que si su pareja hace cosas solo o con otras personas, ya no le quiere o le está mintiendo.

4. Confianza. Una relación de amor está basada en la confianza y el respeto mutuo. En la relación de dependencia encontramos mucho control y miedo a ser abandonado.

5. Por último libertad. En el amor existe libertad, es decir, cada miembro tiene la posibilidad de crecer y avanzar en proyectos. Al mismo tiempo que se avanza en aspectos de la relación. En una relación de dependencia la libertad se vive como continuo malestar. No se contempla que uno pueda tener una vida aparte y libre del otro. La creencia es que todo han de llevarlo de forma conjunta.

Sara Montealegre

Psicóloga

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-dependencia-emocional/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí