Parte II- Disgrafía en niños.

La disgrafía en niños es un trastorno del aprendizaje de tipo funcional, como se comentó.

En primer lugar está caracterizada por dificultades relacionadas con la coordinación de la mano y de los brazos.

La disgrafía en niños afecta de manera directa en la escritura, en la grafía y en los trazos. 

En primer lugar se puede hablar de dos tipos de disgrafía:

  • La disgrafía motriz. Relacionada con problemas psicomotores. Es decir, presenta dificultades en la escritura como consecuencia de una motricidad deficiente.
  • La disgrafía específica. Aquella en la que el niño muestra una incorrecta percepción de las formas. Además, desorientación espacial y problemas en la temporalidad.
  • Por lo tanto, se relaciona con variables asociadas que dificultan el aprendizaje. Por ejemplo, la impulsividad, la lentitud, la falta de habilidad o la rigidez.

Algunas de las dificultades que pueden presentar los chicos con disgrafía son:

  • Dificultad para poder controlar y coger de manera precisa el lápiz. U otro material de escritura, realizando grafismos poco legibles.
  • Espaciar las letras que forman las palabras de una manera inadecuada.
  • Dificultad para formar letras.
  • Dificultad para poder mantener una adecuada posición de los brazos. Así como una correcta postura para poder escribir.
  • Además, problemas para escribir en la línea que corresponde en la hoja.
  • Tamaño de la letra variable e irregular.
  • Dificultad para poder ejercer fuerza con el lápiz de manera precisa. Y apropiada sobre la hoja.

Como resultado, los chicos que presentan este trastorno, suelen sentirse diferentes. Y tienden a compararse con sus compañeros al percibir que tienen dificultades que los demás no presentan. Obligándose a realizar un sobreesfuerzo para compensar esas carencias.

Es decir, esto provoca que los problemas de aprendizaje en general suelen derivar en desmotivación. Así como, inseguridad y baja tolerancia a la frustración. También, baja autoestima y alteraciones en el estado emocional.

Por lo tanto, la digrafía es una dificultad que con entrenamiento y con un adecuado apoyo específico. Se puede reforzar y mejorar notablemente, optimizando su rendimiento, su motivación y fortaleciendo su autoestima.

Referencias:

Scrich Vázquez, A. J., Cruz Fonseca, L. D. L. Á., Bembibre Mozo, D., & Torres Céspedes, I. (2017). La dislexia, la disgrafia y la discalculia. Sus consecuencias en la educación. Revista Archivo Médico de Camagüey21(1), 766-772.

Rocío Delgado

Psicóloga Sanitaria

Lee la primera parte del artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologia-madrid-disgrafia-caracteristicas/

Artículo anteriorFactores que pueden incrementar la tartamudez
Artículo siguienteHijos de padres separados
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí