La mentira en los niños

La mentira se define como la expresión o la manifestación contraria a lo que uno sabe. Piensa o siente.

La mentira empieza a darse a conocer en la etapa infantil. Y aparece de manera espontánea y natural. En torno a los dos años más o menos, puede estar presente. Hay que destacar que forma parte del desarrollo y va progresando con el tiempo. Y ello, está en relación con el desarrollo del pensamiento.

Sin embargo, solo en casos muy concretos, podría volverse un verdadero problema.

Generalmente, la mentira que más preocupa y la que es menos frecuente. Es la que persevera durante mucho tiempo. En este caso, suele tener un carácter egoísta.

Y además, suele ir acompañada en la etapa de adolescencia o en la niñez más tardía, de conductas tales como:

– Peleas y disputas.

– Robos y hurtos.

– Agresiones verbales: insultos, gritos, amenazas.

– Pellas o novillos.

Hay ocasiones, que la mentira aparece asiduamente. En principio, no hay ninguna razón al respecto de la misma. En etapas superiores, puede estar relacionado con una inadecuada autoestima. Presiones por la edad o la necesidad de aceptación.

Pero lo habitual, es que en la gran mayoría de casos, la mentira en los niños se produce puntualmente.

La mentira, tanto en los niños y como en los adolescentes, genera en los padres mucha preocupación o inquietud. Pero no solo eso, también pueden aparecer en los padres otros sentimientos como es el caso de fracaso y decepción.

Desde muy temprana edad, los padres inculcan a sus hijos valores que son realmente importantes. Se les educa para lograr que sean buenas y mejores “personitas”. Por ello, se les alecciona con valores como la sinceridad. La honradez, la confianza, la empatía o la responsabilidad.

Respecto a las diferentes mentiras que podemos encontrar, podemos hablar de mentiras que tienen un carácter de ocultación. Pero también, de invenciones o confabulaciones.

A veces los niños esconden cosas. Es lo que suelen hacer los niños más pequeños. Estos intentan desviar la atención de los padres y de los adultos en general y disimular. Como si la cosa no fuera con ellos. No reconocen su responsabilidad y lo niegan.“Yo no he sido”. “No sé”. Esta mentira se suele detectar de manera sencilla.

Otras veces, lo que hacen es confabular e inventar y planear una historia. En ella, se incluye información irreal y fantástica. Este tipo de mentira, evidentemente esconde a su vez, una mentira de ocultación. Esta ideación en concreto, se da en niños con edades superiores puesto que requiere de cierta capacidad imaginativa.

En general, los niños cuando mienten, lo hacen para protegerse. Engañan para esquivar un castigo o para obtener algo bueno, como por ejemplo una chuche o algún aplauso y elogio.

Miriam Benavides

Psicóloga Sanitaria

Artículo anteriorCómo mejorar la autoestima en niños
Artículo siguienteMe muerdo las uñas ¿Qué hago?
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí