Consecuencias confinamiento en niños

Durante este tiempo, han sido múltiples los cambios. Tanto mayores como pequeños hemos tenido que ir adoptando.

Todo ello ha sido necesario para poder afrontar y adaptarnos de la forma más funcional posible a este estado de confinamiento. Y sobrellevar la situación lo mejor posible.

Los adultos, quizá hayamos realizado estos cambios de una forma más consciente y planificada. De modo que nuestro equilibrio emocional se viese lo menos afectado posible.

Los niños, a pesar de tener una enorme capacidad de adaptación debido a su mayor plasticidad y moldeamiento, han ido siendo guiados. En general por sus progenitores en esta nueva forma de vida.

Han comenzado a recibir clases online en lugar de ir al cole. También han empezado a salir en horarios determinados. O a pasar más tiempo en casa.

En ocasiones es posible que todos estos cambios, los hayan ido asumiendo sin entender por qué.

Y debido a esta nueva realidad, igualmente es posible que se hayan evidenciado en ellos una serie de consecuencias de carácter negativo. Que puedan estar preocupando a padres u otros miembros que convivan en el núcleo familiar.

Entre ellas, según nuestra práctica clínica en estos tiempos. Las consecuencias más significativas observadas son:

  • En primer lugar regresiones:
  • Por un lado, en relación a hábitos ya adquiridos. Como por ejemplo el control del pis . Durante el día o la noche.
  • Por otro lado el lenguaje (hablar como si se fuese más pequeño)
  • En relación a la realización de tareas escolares antes llevadas a cabo sin apenas ayuda
  • En relación a los miedos ya superados, por ejemplo a la oscuridad
  • Por otro lado dificultades de comportamiento y conducta. Por ejemplo incremento de rabietas.
  • A su vez dificultades en el manejo y control emocional. Como mayor irritabilidad y/o apatía.
  • Por último, aparición (o incremento) de tics. O comportamientos estereotipados.

Todas estas apariciones, aparecen en el marco de una situación excepcional.

No obstante, en caso de observar que persisten sería conveniente la consulta e intervención por parte de un profesional. De modo que no se cronifiquen de nuevo. O mantengan generándose de nuevo una dificultad.

Estas son algunas de las consecuencias del confinamiento en niños.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga Sanitaria

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-online-ansiedad-coronavirus-casa/

Artículo anteriorCómo saber si a tu hijo le pasa algo
Artículo siguienteMi hijo no quiere leer ¿qué hago?
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí