Cómo mejorar la atención

En las edades en las que los procesos atencionales aún no están muy definidos es muy importante redirigir la atención del niño. Y no sobrecargar el entorno. Para así mejorar la atención.

Para evitar la dispersión es aconsejable:

  • Evitar que el niño juegue con varios juguetes a la vez. O realice varias tareas al mismo tiempo.
  • Tener cuidado de no tener la televisión encendida mientras se realizan las tareas escolares.
  • No permitir dejar al niño jugar mientras se come, se cena o se merienda. Debe estar sentado hasta que acabe y no se le debe permitir levantarse hasta que termine.
  • Las tareas se empiezan y se acaban, no se dejan a medias.
  • No mostrarle los errores de sus acciones.

A continuación se exponen juegos favorecedores del desarrollo de los procesos atencionales, es muy importante plantearle las actividades que se enumeran a continuación como un juego. Es recomendable realizar los juegos 1 ó 2 veces al día y durante un tiempo no superior a los 15 minutos. Le aclararemos las dudas sólo si está atento:

  • Enumerar cosas que puede encontrar en casa y pedirle que las traiga para comprobar que ha atendido al listado.
  • Decirle una palabra o un número. A continuación, recitar una lista de 3 palabras o números, entre los que se encuentre el que se le ha indicado  y pedirle que levante el dedo cuando lo escuche.
  • Colocar diferentes elementos en una mesa, en un orden determinado. Variar luego el orden para que vuelva a colocarlos en el modo inicial.
  • Guardar varios objetos en una caja, cerrarla y pedirle que repita el nombre de todos los objetos que están en su interior.
  • Disfrazarse con varios adornos y quitarse algunos para que descubra cuáles han desaparecido.
  • Contar una historia, como por ejemplo: “Una tribu de indios van de caza. Se montan en los caballos y empiezan a cabalgar (damos palmadas sobre las rodillas, con ritmo).Suben a una montaña (ritmo más lento). Bajan (más rápido). Cruzan un puente de madera (damos palmadas en el pecho). Ven a los animales. Afilan las flechas (nos frotamos las manos abiertas). Cargan el arco. Tiran la flecha (ziiiuuuuuuu…..). Grito final de victoria”. Podemos repetir algunos elementos e inventar otros nuevos. El niño debe reproducir nuestros gestos y sonidos en el momento indicado.
  • Hacer bolitas de plastilina y plantearle instrucciones como: aplasta la bola azul, rueda la bola amarilla
  • Tenemos en la mesa de comer todos los utensilios, sin embargo falta algo y el niño debe descubrirlo y reponerlo

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-que-es-la-atencion-neuropsicologo/

Artículo anteriorQué es la atención
Artículo siguienteLenguaje interno y autocontrol 1
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí