Cómo mejorar la atención

En las edades en las que los procesos atencionales aún no están muy definidos es muy importante redirigir la atención del niño. Y no sobrecargar el entorno. Para así mejorar la atención.

Para evitar la dispersión es aconsejable:

  • Evitar que el niño juegue con varios juguetes a la vez. O realice varias tareas al mismo tiempo.
  • Tener cuidado de no tener la televisión encendida mientras se realizan las tareas escolares.
  • No permitir dejar al niño jugar mientras se come, se cena o se merienda. Debe estar sentado hasta que acabe y no se le debe permitir levantarse hasta que termine.
  • Las tareas se empiezan y se acaban, no se dejan a medias.
  • No mostrarle los errores de sus acciones.

A continuación se exponen juegos favorecedores del desarrollo de los procesos atencionales, es muy importante plantearle las actividades que se enumeran a continuación como un juego. Es recomendable realizar los juegos 1 ó 2 veces al día y durante un tiempo no superior a los 15 minutos. Le aclararemos las dudas sólo si está atento:

  • Enumerar cosas que puede encontrar en casa y pedirle que las traiga para comprobar que ha atendido al listado.
  • Decirle una palabra o un número. A continuación, recitar una lista de 3 palabras o números, entre los que se encuentre el que se le ha indicado  y pedirle que levante el dedo cuando lo escuche.
  • Colocar diferentes elementos en una mesa, en un orden determinado. Variar luego el orden para que vuelva a colocarlos en el modo inicial.
  • Guardar varios objetos en una caja, cerrarla y pedirle que repita el nombre de todos los objetos que están en su interior.
  • Disfrazarse con varios adornos y quitarse algunos para que descubra cuáles han desaparecido.
  • Contar una historia, como por ejemplo: “Una tribu de indios van de caza. Se montan en los caballos y empiezan a cabalgar (damos palmadas sobre las rodillas, con ritmo).Suben a una montaña (ritmo más lento). Bajan (más rápido). Cruzan un puente de madera (damos palmadas en el pecho). Ven a los animales. Afilan las flechas (nos frotamos las manos abiertas). Cargan el arco. Tiran la flecha (ziiiuuuuuuu…..). Grito final de victoria”. Podemos repetir algunos elementos e inventar otros nuevos. El niño debe reproducir nuestros gestos y sonidos en el momento indicado.
  • Hacer bolitas de plastilina y plantearle instrucciones como: aplasta la bola azul, rueda la bola amarilla
  • Tenemos en la mesa de comer todos los utensilios, sin embargo falta algo y el niño debe descubrirlo y reponerlo

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria

Lee otro artículo en: https://psicologoinfantil.es/psicologo-que-es-la-atencion-neuropsicologo/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here