Cómo estar tranquilo

Ecuanimidad, dejar que todo fluya

La ecuanimidad es una respuesta proporcionada ante los estímulos intentando mantener el equilibrio psicológico. La persona ecuánime sabe que todo es mutable. Y por eso no se aferra a las cosas, pero tampoco las rechaza. Simplemente las acepta.

Por supuesto, eso no significa que no experimente emociones y sentimientos, todo lo contrario. La persona ecuánime es compasiva y sensible pero también es equilibrada. Por lo que puede analizar los problemas y conflictos desde una perspectiva más objetiva. Esas cualidades le permiten rebajar la intensidad de las reacciones emocionales ante los sucesos negativos.

Nos ayudará a mantener una estabilidad emocional que nos permitirá enfrentar los problemas. Así como los conflictos y obstáculos de manera más asertiva. A la vez que disminuye su impacto negativo.

¿Cómo desarrollarlo?

  1. En primer lugar mantener bajo control el pensamiento catastrófico. Necesitamos comprender que la mayoría de los problemas que enfrentamos en la vida pueden ser difíciles. O complicados, pero no terribles. Son problemas, no catástrofes. A menudo lo olvidamos y terminamos creando una tormenta en un vaso de agua. Solemos alimentar esa visión catastrófica sin darnos cuenta. Usando un diálogo interior matizado por un lenguaje que no nos ayuda precisamente a mantenernos serenos.
  2. Por otro lado escudriñar nuestro vocabulario. Utilizar palabras como “desastre”, “horrible”, “espantoso” y “catástrofe”. Solo exacerbarán las consecuencias negativas de la situación que estamos viviendo. Y es probable que sean completamente desproporcionadas. Ese simple cambio nos ayudará a distanciarnos un poco de los problemas. Además verlos en su justa perspectiva.
  3. Por último aceptar plenamente la idea de que todo cambia. Es otro pilar fundamental de la ecuanimidad. Cuando comprendemos que el mundo que nos rodea está en continua transformación. Entonces nos daremos cuenta de que es más sencillo seguir la “corriente universal” que nadar contra ella.

Estas son algunas ideas para saber cómo estar tranquilo.

Sara Montealegre

Psicóloga

Puedes leer otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-en-el-movil/

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here