Psicología infantil: Miedo a quedarse solo

Los miedos aparecen en los niños en las diferentes edades, son hitos de desarrollo por los que el niño necesita pasar para su maduración.

El miedo a quedarse solo suele aparecer en torno a los 3 años junto al miedo a los monstruos, a la gente disfrazada o a la oscuridad. Esta edad es una edad crítica en la que la imaginación del niño está en plena efervescencia, por lo que los miedos son mayores.

El miedo a quedarse solo aparece en situaciones como al dejarle en el colegio o en casa de los abuelos, cuando están jugando y desaparecemos de la habitación o cuando los padres se retrasan para recogerles en alguna actividad. Los niños creen que sus padres no están, que han «desaparecido» y sienten una gran angustia. En esta etapa evolutiva buscan a la figura de referencia y de apego como necesidad para protegerles y darles seguridad.

¿Cómo pasar esta etapa? 

Lo primero y más importante es la reacción del adulto, los niños en esas edades son un reflejo de las emociones de los adultos de su entorno, por lo que es muy importante estar atentos a cómo se expresa el adulto ante las despedidas del niño, estas no deben de ser muy efusivas y deben de normalizarse, mostrándoles seguridad y expresándoles que vamos a volver en un rato.

Por otro lado, otro aspecto muy importante es no llevar a cabo una sobreprotección del niño, dejarle en cortos periodos de tiempo sólo en su habitación o en su defecto ir alejándose de él en pequeños periodos de tiempo. Es muy importante darles autonomía, que hagan cosas por si solos para favorecer una adecuada autoestima. Por otro lado que expresen su malestar y no ocultar, quitarle importancia o intentar negar el miedo para que este sea canalizado.

Artículo anteriorTerapia de pareja: Pasan los años, nuestra relación
Artículo siguientePsicología infantil: Los exámenes,… ¿qué hacemos?
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.