psicol3Es frecuente que los niños no sepan hablar de emociones e incluso que no sepan reconocerlas ni en ellos mismos si quiera, confundiéndose en muchas ocasiones con aquello que sienten. Hablan de “me siento bien” o “estoy mal”, pero generalmente con dificultades para poner en palabras a qué se refieren con ese bien o mal.

Este hecho, quizá sea más evidente aun en el caso de las denominadas emociones negativas, no llegando a distinguir frecuentemente entre enfado, tristeza o nerviosismo por ejemplo.

Y es que es poco habitual incluso entre los propios adultos que se hable de emociones quizá por una excesiva tendencia a la racionalización, al tiempo que se reduce el manejo emocional, lo cual evidentemente no contribuye demasiado a servir de modelo para los más pequeños y a enseñarles a hablar en estos términos.

En este sentido, y aprovechando el periodo estival en el que las rutinas se relajan y es posible llevar a cabo más actividades de ocio, uno de los posibles planes para realizar con los niños durante este verano es ir al cine y, siguiendo con el tema relacionado con las emociones, en concreto a ver la nueva película de Pixar “Inside out” (Del revés).

En el largometraje la protagonista, una niña de 11 años, debe reponerse a una pérdida y  a un cambio realmente importante ya que deben trasladarse ella y toda su familia a miles de kilómetros dejando atrás su casa, sus amigos… lo diferente y a la vez interesante de la película es que, ante esta situación, se representan también las emociones presentes en la niña (alegría, tristeza, ira, miedo y asco) en forma de muñecos de modo que se puedan ver y oir. Para poder realizar esto, es decir, cosificar y personalizar las emociones de modo que sea posible hacerlas visibles, los directores contaron con asesores científicos para representar del modo más fiel posible el modo en que funcionan las emociones.

Es verdad que existen muchas más emociones de las que en esta película en concreto se representan, no obstante, para iniciarse en este ámbito con los más pequeños puede servir de utilidad su visionado para observar lo que producen en uno mismo así como su utilidad entre otras cuestiones.

http://peliculas.disney.es/delreves

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga

Artículo anteriorPsicología adultos: Vacaciones, cómo disfrutarlas plenamente
Artículo siguientePsicología infantil: Tratamiento de la dislexia
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.