Ansiedad por separación y problemas de sueño

0
133

Ansiedad por separación y problemas de sueño

Es muy frecuente el diagnóstico de los trastornos de ansiedad en las unidades de Salud Mental infanto-juvenil. De entre los diferentes trastornos de ansiedad y con un inicio más temprano. Edad preescolar y sobre todo, entre los 7 y 9 años de edad. Se encuentra el denominado Trastorno de Ansiedad por Separación (TAS).

 

La ansiedad por separación se ha observado en culturas muy diferentes a partir de los 6 meses a los 8. Con lo que parece ser algo habitual en el desarrollo evolutivo del niño. Se considera además, que tiene un carácter adaptativo para la especie humana porque de esta manera, el niño mantiene a sus progenitores cerca de él asegurándose su protección y bienestar.

 

En ocasiones, sin embargo, el grado de malestar que ocasiona al niño el separarse de sus padres o de su casa o de otros familiares cercanos a los que está vinculado, es muy significativo.

 

Según la guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5, el TAS se caracteriza por un miedo o ansiedad excesiva e inapropiada, en relación al nivel de desarrollo, por la separación de aquellas personas con las que tiene mayor apego. Este miedo persiste durante al menos cuatro semanas y genera un malestar clínicamente significativo, o un deterioro en el área social y académica.

 

Puede llegar a causar a largo plazo bajo rendimiento escolar, aislamiento social o problemas con otros miembros de su familia. Por ejemplo, puede verse afectada la relación con sus iguales al mostrar más dificultades al interactuar en juegos o en actividades deportivas, o a la hora de ir a un campamento o a una excursión con el colegio.

 

El niño siente mucho miedo en el momento en el que sus figuras de apego han de salir de casa, por el hecho de separarse de ellas o, porque pueda ocurrirlas algo. El que salgan de casa para ir a comprar, el tener que hacer un viaje por negocios, el ir a cenar con unos amigos o acudir al teatro, les genera una preocupación excesiva.

 

Este miedo o ansiedad si no está cerca la figura de apego, se pondrá de manifiesto en al menos tres de estas circunstancias:

 

  • Prever o vivir una separación del hogar familiar o de las figuras de mayor vinculación.
  • Que acontecimientos como una enfermedad, el que pueda perderse, el poder ser raptado, o tener un accidente, puedan causar esa separación.
  • Preocupación persistente y excesiva a perder a sus figuras, o que puedan sufrir daño o un accidente, puedan padecer una enfermedad o haya un fallecimiento.
  • A nivel somático, quejas frecuentes de síntomas: dolores de cabeza, de estómago, náuseas o vómitos.
  • Negarse a estar solo o fuera de casa.
  • Resistencia a dormir solo o fuera de casa.
  • Ir lejos de casa o a la escuela, o a otro lugar.

El sueño, parece ser un área que con mayor frecuencia se ve afectado en el TAS. El niño con ansiedad por separación muestra más ansiedad relacionada con el sueño:

 

  • A la hora de irse a dormir, rutinas y hábitos menos adecuados.
  • Horarios irregulares en el momento de acostarse.
  • La elección de cuando irse a dormir por parte del niño.
  • Más dificultades y rechazo o negativa al ir a dormir.
  • Dormir acompañado en su cama.
  • Dormir en la cama de sus padres.
  • Despertares por la noche.
  • Se va a la cama de un familiar a lo largo de la noche.
  • Una calidad de sueño menor.
  • Pesadillas o terrores nocturnos.

 

Estas dificultades encontradas en relación al sueño, son predictores de problemas de ansiedad y de problemas del estado de ánimo en un futuro. Por ello, es necesario seguir investigando respecto a los patrones de sueño infantil para poder llevar a cabo una intervención más apropiada y adecuada en la ansiedad por separación. Ya que las dificultades en el sueño son causa de:

 

  • Somnolencia durante el día.
  • Cansancio y fatiga diurnos.
  • Rendimiento académico bajo.
  • Problemas de conducta.
  • Dificultades en el funcionamiento cognitivo.
  • Nivel de ansiedad y de sintomatología depresiva, mayor.

 

Miriam Benavides

Psicóloga

Referencias:

 

Orgilés, M., Fernández-Martínez, I., Gonzálvez, M.T., y Espada, J.P. (2016). Niños con síntomas de ansiedad por separación: un estudio de sus hábitos y problemas de sueño. Ansiedad y estrés 22, 91-96.

 

American Psychiatric Association (APA). (2013). Guía de consulta de los criterios diagnósticos del DSM-5.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí