Mi hijo no es capaz de decir la S. ¿Qué hago?

Es normal que, en la etapa de adquisición del lenguaje, existan dificultades. Como por ejemplo el aprendizaje del fonema /s/. Suele aparecer en torno a los cuatro o cinco años. Requiere de un gran dominio de los órganos a nivel coordinación y movilidad. Los niños aprenden, en gran medida, por imitación. Dado que la articulación del fonema /s/ es muy sutil, suele traer consigo distorsiones, omisiones o sustituciones por el fonema /z/. En ocasiones, la causa puede residir en que los órganos articulatorios no presentan aún un tono y movilidad adecuados.

En ambos casos, si el problema persiste pasados los 5 o 6 años es recomendable acudir a un especialista. Para que realice una valoración completa.

La reeducación del fonema /s/ consiste en varias etapas. La conciencia acerca de dónde y cómo colocar los órganos implicados es fundamental. Será por donde se comienza. Una vez el niño es capaz de realizar el sonido de manera aislada, en sílabas o incluso en palabras aisladas, pero de manera consciente. Es el momento de pasar a la generalización. Todo este proceso ha de ser trabajado con un logopeda. A su vez desde casa la participación de los padres es crucial para acompañar al tratamiento de las sesiones.

Es este momento muy importante y vital en la reeducación del fonema. Implicará colaboración por parte de la familia . Además se pretende extender a todos los ámbitos del niño. De nada sirve que durante la terapia logopédica adquiera competencias si luego en su día a día no lo pone en práctica.

Recomendaciones para casa:

  • 10 minutos al día de ejercicios con la lengua, labios y mandíbula.
  • Trabalenguas o, leer cuentos.
  • Jugar a hablar despacito con ciertos temas de conversación. Escribir preguntas en un papel. ¿Qué tal hoy en el cole? ¿en el trabajo? ¿Qué has comido? ¿ cosas que te han enseñado hoy en … asignatura?
  • Antes de que empiece a hablar muy deprisa, es recomendable pararle al principio para que sea consciente. Antes de comenzar a hablar, de las eses que pueda haber en el discurso o que corregirle continuamente.
  • Es importante saber cuándo hay que corregir al niño, siempre en un ambiente relajado, distendido o de juego. Es recomendable preguntarle ¿Cómo se decía esto? a hacerle una corrección negativa: “así no”

Paula Ágreda

Logopeda

Artículo anteriorMi hijo no sabe jugar solo
Artículo siguienteTrastorno de ansiedad por separación en niños (TAS)
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

4 COMENTARIOS

  1. Buenas noches, os ha dicho alguien que vuestro blog puede ser adictivo ? estoy preocupada, desde que os recibo no puedo parar de mirar todas vuestras sugerencias y estoy muy feliz cuando recibo uno más, sois lo mejor en español, me encata vuestra presentación y el curre que hay detrás. Un beso y abrazos, MUCHAS GRACIAS POR VUESTRO TRABAJO, nos alegrais la vida.

    Saludos

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí