Disfagia, qué es y cómo reconocerla.

El 12 de diciembre se celebró el día mundial de la disfagia. En este día lo que se pretende es concienciar a la población de este trastorno. Para poder reconocer y tratarlo.

Además, en la actualidad comer es un acto social. Que permite a las personas quedar y socializar con otras.

Por ello, es fundamental dar visibilidad. Y que estas personas no queden excluidas.


La deglución es un proceso muy complejo. En el que el alimento que ingerimos se desplaza desde la boca hasta el estómago. En él, se sincronizan distintas estructuras musculares. Con la participación del sistema nervioso.

Se denomina disfagia a esta dificultad para tragar. Puede suceder con alimentos sólidos e incluso con líquidos. Llegando a producir disfagia la propia saliva.

En los primeros momentos, puede pasar desapercibida. Como casos aislados de atragantamiento. Pero es de vital importancia controlarla. Y observar con cuánta frecuencia pasa y qué tipo de alimentos están implicados. Ya que puede llegar a ser realmente incapacitante.


Suele darse en personas mayores. Según se va envejeciendo se hace más presente la disfagia. Debido al deterioro propio de la edad. O se relaciona con enfermedades neurodegenerativas.


Los primeros signos de alarma son:

  • En primer lugar, dificultad para iniciar la deglución. O necesidad de tragar varias veces.
  • También sensación de parada u obstrucción del alimento. En cualquier tramo desde la garganta hasta la entrada del estómago.
  • Por otro lado tos al ingerir sólidos o líquidos.
  • Además caída de los alimentos de la boca o babeo al comer.
  • Sensación de residuo en la boca o faringe. Y tener que tragar varias veces.
  • Dolor.
  • Náuseas, vómito o regurgitación. Es decir la vuelta del alimento a la boca.
  • Por último alteraciones de la voz.

En resumen, es importante acudir a un especialista ante la presencia de alguno de estos síntomas. Ya que el reflejo tusígeno podría estar dañad. Y las aspiraciones o penetraciones. Cuando se cuela el alimento hacia las cuerdas vocales. Podría darse de manera silente. Generando enfermedades respiratorias u obstrucción del paso del aire.

Paula Ágreda

Logopeda

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psiconutricion-estrategias-para-comer-menos-cantidad/

Artículo anteriorQué es la envidia
Artículo siguienteRegalos en navidad
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí