La importancia de ser consecuente

La educación cada vez es más difícil, la falta de valores, de conciencia de jerarquías y la falta de tiempo hace cada vez más complicado la dificil tarea de educar.

Uno de los pilares fundamentales a la hora de dar órdenes o de establecer una regla con niños y adolescentes es ser consecuente. Lo primero es operativizar lo que se quiere conseguir de manera positiva y planteárselo al niño o adolescente, en el caso de que no se cumpla siempre debe de aplicarse la misma consecuencia y en cualquier circunstancia debe de ser aplicada. El ser consecuente es la base para que se instaure un hábito o regla que queramos que se de. El cambio constante de la forma en la que se intenta manejar el comportamiento de un niño o adolescente favorece que no pueda conseguirse lo deseado ya que el niño o adolescente intenta siempre salirse con la suya y si ve grietas intenta colarse por ellas. Sin embargo, si siempre se aplica la misma consecuencia se acabará consiguiendo al 100% por leyes de aprendizaje humano.

Por todo ello recuerda que si parece no funcionar lo que intentas aplicar, dale tiempo al tiempo para dejarle reaccionar.

Belen Pozo

Psicóloga Sanitaria Infantil

Artículo anteriorEl acoso escolar va en aumento
Artículo siguienteMantener a ralla las preocupaciones
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí