La importancia de ser consecuente

0
834

La importancia de ser consecuente

La educación cada vez es más difícil, la falta de valores, de conciencia de jerarquías y la falta de tiempo hace cada vez más complicado la dificil tarea de educar.

Uno de los pilares fundamentales a la hora de dar órdenes o de establecer una regla con niños y adolescentes es ser consecuente. Lo primero es operativizar lo que se quiere conseguir de manera positiva y planteárselo al niño o adolescente, en el caso de que no se cumpla siempre debe de aplicarse la misma consecuencia y en cualquier circunstancia debe de ser aplicada. El ser consecuente es la base para que se instaure un hábito o regla que queramos que se de. El cambio constante de la forma en la que se intenta manejar el comportamiento de un niño o adolescente favorece que no pueda conseguirse lo deseado ya que el niño o adolescente intenta siempre salirse con la suya y si ve grietas intenta colarse por ellas. Sin embargo, si siempre se aplica la misma consecuencia se acabará consiguiendo al 100% por leyes de aprendizaje humano.

Por todo ello recuerda que si parece no funcionar lo que intentas aplicar, dale tiempo al tiempo para dejarle reaccionar.

Belen Pozo

Psicóloga Sanitaria Infantil