Cómo saber si mi hijo es PAS

0
618
Cómo saber si mi hijo es PAS

Con PAS, la psicóloga Elaine Aron, se refiere a “Persona Altamente Sensible”, un término propuesto por ella por primera vez, para describir a personas o niños que tienen muestran una mayor sensibilidad emocional, personal y sensorial. Un término que era necesario pues en el gabinete, nuestros psicólogos venían observando una serie de niños especiales muy sensibles que no cabían en ningún diagnóstico de los que oficialmente se disponía.

Gracias a Elaine, pudimos observar que había un patrón de comportamientos en niños que se repetía y que no podíamos encajar en ningún diagnóstico de los actuales. Por lo que nos ayudó a esclarecer lo que ya llevábamos tiempo observando.

Signos que te pueden ayudar a saber si tu hijo es PAS

1. Sensibilidad emocional. Es una de las características que más llaman la atención de los niños PAS, y es que suelen experimentar emociones mucho más intensas que los niños de su edad ante la misma situación. Seguramente es la característica que más habrás observado y que más te haya llamado la atención. Si tu hijo muestra una mayor reacción emocional desproporcionada a situaciones cotidianas.
2. Sensibilidad sensorial. Es otra característica que suele llamar mucho la atención a los padres, y es cómo reacciona tu hijo a estímulos sensoriales como luces brillantes, ruidos fuertes o ciertas texturas. Los niños PAS suelen ser mucho más sensibles a estas experiencias. Ciertos estímulos sensoriales les pueden hacer reaccionar en exceso e incluso llegar a pasarlo mal. Estímulos como telas ásperas, etiquetas por dentro de la ropa, ruidos de petardos  o luces brillantes. Pueden preferir la ropa suave o evitar ciertos lugares debido a la sobreestimulación a la que son expuestos.
3. Empatía. Los niños y adultos PAS, suelen presentar una alta empatía y preocupación por los demás. Suelen vivir las emociones de los demás con mucha intensidad es casi como si ellos pudieran vivir lo mismo que les cuenta la persona con la que empatizan en ese momento. Parecen llevarse a casa los problemas de los demás. Puedes observar si tu hijo muestra una exagerada emoción hacia los sentimientos de los demás. Los niños PAS suelen ser altamente empáticos y pueden sentir el sufrimiento de otros de manera intensa. Pueden ser buenos amigos y cuidadores.
4. Necesidad de tiempo a solas. A veces, necesitan estar tiempo a solas para procesar sus emociones y sensaciones, para desconectar y recuperarse. Observa si tu hijo busca momentos de soledad.
5. Perfeccionismo. Los PAS tienden a ser perfeccionistas, a cuidar el detalle y excesivamente exigentes consigo mismos. Observa si tu hijo se muestra así. El perfeccionismo no es bueno y debería de ser trabajado con un psicólogo infantil.
6. Sensibilidad al entorno. Nota si tu hijo es especialmente sensible a cambios en su entorno, como situaciones nuevas o personas a las que no conoce.
7. Introspección. Los PAS suelen ser niños reflexivos y de pensar en exceso sobre las cosas. Observa si a tu hijo le preocupan demasiado las cosas y le da demasiadas vueltas.

8. Cambios emocionales rápidos. Los niños PAS pueden cambiar de humor rápidamente debido a su sensibilidad emocional. Pueden sentirse abrumados por situaciones emocionales intensas y pueden necesitar más tiempo para recuperarse.
9. Alta creatividad. Los niños PAS a menudo tienen una imaginación y creatividad vívida. Pueden disfrutar de actividades artísticas o literarias y pueden ser muy perceptivos en detalles sutiles.
10. Conexión con la naturaleza y los animales. Muchos niños PAS tienen una profunda afinidad por la naturaleza y los animales. Disfrutan pasando tiempo al aire libre y pueden sentir una conexión especial con los animales.
11. Estrés por la crítica. Debido a su sensibilidad, los niños PAS pueden ser especialmente afectados por la crítica o el rechazo. Pueden evitar situaciones en las que teman ser juzgados.
12. Planificación y reflexión. Los niños PAS tienden a planificar y reflexionar cuidadosamente antes de tomar decisiones. Pueden ser cautelosos en nuevas tareas o situaciones.

Es importante un buen diagnóstico con un psicólogo infantil pues Trastornos de Ansiedad o de Personalidad suelen tener síntomas en los que se coincide. Un mal diagnóstico podría empeorar un cuadro de ansiedad y acabar en un Trastorno Obsesivo Complusivo o un Trastorno histriónico o narcisista. También comparten ciertas características con niños de Altas Capacidades. 

Es importante destacar que ser PAS no es un ni un trastorno, sino una forma de personalidad con unas caracteríscticas definidas por sus capacidades más desarrolladas en algunos aspectos. Cada niño es único, y ser PAS tiene sus ventajas y desventajas. Si crees que tu hijo es PAS y quieres apoyarlo, es fundamental fomentar un ambiente de aceptación y comprensión, donde pueda desarrollar sus fortalezas y aprender a manejar sus desafíos emocionales y sensoriales. La comunicación abierta y la búsqueda de la orientación de un profesional si es necesario son pasos importantes para ayudar a tu hijo.

Es importante recordar que cada niño es único, y estos signos pueden variar en intensidad. Si sospechas que tu hijo es PAS y esto afecta su bienestar, considera hablar con un profesional de la salud mental o un psicólogo infantil para obtener una evaluación adecuada y orientación sobre cómo ayudarlo. De hecho, son niños que suelen necesitar terapia psicológica que les ayude a canalizar todas las emociones que sienten.

Beneficios de terapia psicológica y trabajo en niños PAS

1. Inteligencia emocional. La terapia puede enseñar a los niños PAS a entender, identificar y gestionar sus emociones intensas. Pueden aprender estrategias para controlar las emociones como el estrés, la ansiedad y la sobreestimulación emocional.
2. Habilidades de afrontamiento. Los terapeutas pueden enseñar a los niños PAS técnicas de afrontamiento que les ayuden a enfrentar los desafíos emocionales y las situaciones nuevas de manera más efectiva.
3. Aumento de la autoestima. La terapia puede ayudar a fortalecer la autoestima y la confianza en sí mismos de los niños PAS, ayudándoles a aceptar y valorar su sensibilidad como una característica positiva.
4. Habilidades sociales y asertividad. Los niños PAS pueden beneficiarse de la terapia al aprender habilidades sociales y estrategias de comunicación que les ayuden a relacionarse mejor con los demás y construir relaciones sólidas.
5. Reducción de la ansiedad. La terapia puede ser eficaz para reducir la ansiedad y los miedos que a menudo acompañan a la sensibilidad alta en los niños.
6. Desarrollo de la resiliencia. La terapia puede ayudar a los niños PAS a desarrollar resiliencia emocional, lo que les permitirá manejar de manera más efectiva las situaciones y los estímulos que les producen esa intensa emoción.

Características de personas con alta inteligencia emocional

Cómo son los niños altamente sensibles PAS