Los prerrequisitos de la lectoescritura

Los prerrequisitos de la lectoescritura
El primer jueves de octubre se celebra el día mundial de la dislexia. Es por ello por lo que, nos hemos querido centrar en la divulgación de la información de los trastornos de la lectoescritura.
La lectoescritura, además de aportarnos disfrute y placer cuando lo elegimos de manera voluntaria u ociosa, es una de las vías más importantes para el aprendizaje. Cuando este proceso se encuentra alterado, o no ha sido desarrollado de manera correcta, dificulta la asimilación de información nueva, la estimulación a nivel empático e incluso procesos como la percepción y la concentración.
Es cierto que la dislexia es un trastorno conocido por padres, por especialistas, médicos, neurólogos, psicólogos… Pero quizá lo que no está tan claro o establecido son los hitos que se llevan a cabo en la adquisición y el desarrollo de la lectura y la escritura.
El conocimiento de estos, serán los que nos den la señal de alarma cuando algún mecanismo no esté sucediendo de manera correcta.
A continuación, se muestran los prerrequisitos que un niño debe poseer antes de comenzar con este proceso.
– Buen desarrollo del lenguaje oral.
– Conciencia fonológica (reconocer sonidos del habla, segmentación silábica…)
– Capacidades visoperceptivas (tamaño-forma, arriba-abajo, barrido visual…)
– Desarrollo de la motricidad fina (por ejemplo, dominio del instrumento de escritura; el lápiz)
– Madurez de la lateralidad (preferencia por el uso de una mano para realizar tareas)
– Memoria visual y auditiva
– Atención y motivación

Iniciarse en este proceso, es un camino largo y difícil para los niños, que implica gran cantidad de estrategias. Es por ello, por lo que se debe iniciar en un contexto lúdico y extremamente motivador para el niño.

Paula Ágreda

Logopeda

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: