Terapia de pareja: ¿Hablamos el mismo idioma?

Cada persona reacciona e interpreta el mundo de un modo diferente, este hecho afecta a las relaciones interpersonales. La relación interpersonal que más nos influye en el día a día es la relación de pareja.

Los hombres tienden a racionalizar más los hechos, es decir intentan quitarle importancia, buscar la solución más rápida y no dar vueltas sobre lo mismo, no se quedan en la emoción que les genera sino que si es posible, intentan solucionarlo.

Las mujeres tienden más a la emocionalidad, es decir que ante una situación se fijan más en la emoción que las produce o que producen en el otro, lo que en ocasiones hace que no busquen una solución rápida, su objetivo es mostrar comprensión, apoyo y soporte al otro.

Este hecho tan característico hace que las parejas ante un problema en muchas ocasiones entren en disputa, el hombre tiende a pensar que la mujer dramatiza la situación y la mujer opina que el hombre no la comprende en su emoción.

¿Qué reacción es la óptima? como siempre, ninguna de las dos y las dos a la vez, es decir un poco de cada una es la mejor forma de afrontar los problemas en relaciones de pareja. Es muy importante no quedarse en la emoción, enfado, preocupación o tristeza entre otros y buscar una solución, ya que sino el problema se mantendrá y la emoción crecerá en intensidad y frecuencia pero también es importante expresar la emoción, no ocultarla ni negarla ya que sino puede generar malestar que será traducido en crispación.

Cuando los dos hablamos dos idiomas diferentes, es mejor comprenderse en ambos.

Belén Pozo

Psicóloga

Artículo anteriorPsicólogo infantil, hijo diagnosticado de TDAH
Artículo siguientePsicología infantil: Por el autismo
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.