20 razones por las que no debes ayudar a tu hijo

20 razones por las que NO debes ayudar a tu hijo

No ayudar a tu hijo es una forma adecuada y necesaria para educar bien a tu hijo, yo diría imprescindible, para evitar criar niños sobreprotegidos, ansiosos, deprimidos, caprichosos o que no sepan gestionar sus emociones.

Recuerda que no vas a estar siempre con él, por lo que puede encontrarse él solo en una situación de la que no sepa salir por falta de habilidades.

20 razones por las que NO debes ayudar a tu hijo

  1. Cuando una situación social se pone difícil. Porque tiene que aprender a salir él solito de situaciones conflictivas, recuerda que no siempre vas a poder estar tu para ayudarle. Aprenderá a desenvolverse de forma exitosa donde esté. Déjale que aprenda a resolver sus problemas con sus amiguitos o la profesora.
  2. Porque le ayudas a mejorar su razonamiento, sin tu ayuda, su cerebro generará más alternativas, más soluciones al problema, mejorará su razonamiento deductivo. Al menos generará tres posibles formas de solucionar su problema.
  3. Cuando se se le olvidan las cosas. Tendrá que aprender de las consecuencias y desarrollará su capacidad de planificación para que no le vuelva a pasar. Si se va al colegio sin la merienda o el chándal, la próxima vez lo hará la tarde del día anterior. O si no tiene tiempo para jugar al final de la tarde por no haberse puesto a estudiar nada más llegar del colegio.
  4. Aumentará su memoria, ¿para qué va a desarrollar su memoria si tiene todo el día detrás a su madre recordándole las cosas? Como ocurre con los deberes, lo que tiene que llevar al colegio  o los exámenes.
  5. Mejorará su atención, descartando un problema de atención, aprenderá a fijarse más, si nadie lo hace por él. Si se equivoca en las operaciones de matemáticas, que sea él quien busque el fallo.
  6. Aumentará su inteligencia, aprenderá a establecer conclusiones y generar ideas nuevas para resolver sus problemas. Aprenderá a abrir nuevos caminos y formas de llegar exitoso a la meta.
  7. Por lo que se volverá más creativo, si nadie piensa por él.
  8. Desarrollará habilidades de resolución de conflictos, aprenderá a ser más asertivo o más conciliador ante los problemas sociales con sus iguales.
  9. Mejorarán sus recursos personales, contará de su propia experiencia con un bagaje de conocimientos aprendidos por ensayo y error, que le harán más resolutivo.
  10. Esto le generará más seguridad en si mismo e irá por la vida pisando fuerte y con confianza en sus capacidades. Es otra de las 20 razones por las que NO debes ayudar a tu hijo.
  11. Será más comprometido. Será más echado para adelante en su vida, más resolutivo, más valiente y animoso a la hora de elegir situaciones que generen un compromiso por su parte.
  12. Por lo que será mas competitivo, aprenderá a buscar su sitio, se hará respetar y valer por los demás.
  13. Pero también más cooperativo, tendrá que aprender que yendo sólo por la vida se consigue menos que si aprendemos a cooperar con los demás.
  14. Mejorará su autoestima por su eficacia percibida, se verá capaz de enfrentarse a tareas nuevas, adjetivos como válido, capaz empezarán a formar parte de su personalidad. Le vas a demostrar lo que siempre le dices que es.
  15. Mejorará su locus de control, antes el agente y responsable de que las cosas fueran bien era su madre o padre, y ahora va a ser él.
  16. Aprenderá a aprender de sus errores, a ser humilde, a pararse y a darse cuenta de en qué falló para seguir mejorando.
  17. Aprenderá que equivocarse es bueno, lo que mejorará su tolerancia a la frustración, bajará el nivel de perfeccionismo y se volverá más comprensivo con los demás.
  18. Aprenderá a que no hay que ser perfecto que la gente se equivoca, que el perfeccionismo por regla general, no es bueno. Que todos cometemos errores y que hay que ser compasivo con sí mismo y con los demás.
  19. Mejorará su optimismo, verá que las cosas se pueden resolver y le llevará a ver un futuro esperanzador. Estudios e investigaciones recientes dicen que el optimismo repercute en nuestra salud física y mental.
  20. Y todo esto le hará ser más feliz. Que es el objetivo de ser padres, dotar a nuestros hijos de las herramientas que les hagan ser felices.

Estas 20 razones por las que NO debes ayudar a tu hijo, nos enseñan que educar a veces es no hacer nada, parar, esperar y observar. Dar un tiempo para que él también pueda actuar. Si no consigues que este sea el funcionamiento general del día a día podemos ayudarte, para que podáis llegar a este camino cuanto antes, pues es verdad que no siempre resulta tan sencillo poder aplicarlo, es probable que antes debáis resolver algún asunto que le impide poder hacerlo a él sólo.

Equipo de psicólogos Vaca-Orgaz

Cómo ayudar a mi hijo a que no le manipulen los amigos

Artículo anteriorCómo pasar el WISC V
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.