Qué es terapia de aceptación y compromiso

La terapia de aceptación y compromiso se encuentra dentro de las denominadas terapias de tercera generación, que se centran en y ponen su énfasis en el diálogo y el contexto funcional y buscan la aceptación y la actitud no enjuiciadora como manera de encontrar la salud mental.

Las terapias de tercera generación se basan en que el malestar no viene determinado por los eventos si no por el hecho de cómo vinculamos las emociones a estos y como nos relacionamos con los mismos. Lo ideal es saber aceptar nuestra propia experiencia mental y psicológica, reduciendo así los síntomas.

La base de estas terapias es el contextualismo funcional, es decir, el comportamiento del individuo se analiza desde el contexto en el que tiene lugar para poder descubrir la funcionalidad de la conducta que ha realizado el individuo ya que descontextualizando esta sería imposible. En estas terapias no se distingue la conducta observable de la privada, ya que esta última también se valora desde la funcionalidad.

Nos vamos a centrar a continuación en la Terapia de Aceptación y Compromiso (ACT), una de las más conocidas dentro de las terapias de tercera generación. Esta terapia tiene como principal objetivo la aceptación de que el dolor es algo inevitable en la vida y pese a ello, ser capaces de tener una vida significativa para el paciente. Tiene sus bases en la Teoría del Marco Relacional, lo que encuadra a esta como una teoría del lenguaje y la cognición. Esto quiere decir que vamos a trabajar con los significados de nuestro lenguaje, así como sus funciones ya que el lenguaje puede crear sufrimiento psicológico.

Otra parte importante de esta terapia de aceptación y compromiso es el autodescubrimiento y la clarificación de valores. En esta parte el paciente debe preguntarse que tipo de persona quiere ser, qué es lo que es realmente valioso para ellos en su vida para determinar los valores a los que quiere llegar, y detectar desde qué valores esta actuando en este momento. Gran parte de nuestro sufrimiento viene dado por las creencias personales sobre lo que está bien y está mal. Estas creencias vienen determinadas por la cultural y la sociedad en la que vivimos. La gran mayoría de terapias consideran al sufrimiento como algo anormal, algo malo, en cambio, la terapia de aceptación y compromiso considera el sufrimiento parte de la vida. La terapia ACT no considera la felicidad la ausencia de dolor, ansiedad o preocupaciones.

Esta terapia pone énfasis en la realización de acciones guiadas por nuestros valores más profundos, en las que estamos presentes y comprometidos. Algunos de los principios de esta terapia que te llevará a saber qué es la terapia de aceptación y compromiso son:

  • Aceptación: reconocer y aprobar nuestra experiencia emocional, así como nuestros pensamientos o sentimientos. Tratarnos con compasión pese a no ser perfectos. Aceptar la situación contribuye a que lo que percibimos como problemas dejen de serlo.
  • Defusión Cognitiva: consiste en observar nuestros pensamientos como trozos de lenguaje, es decir, como lo que son, sin juzgarlos.
  • Experiencia presente: realmente esta terapia considera que el presente es el único momento que podemos vivir. Estar en el aquí y en el ahora con la mentalidad abierta y la conciencia plena es la calve para nuestro bienestar según esta terapia.
  • Claridad de valores: consiste en un trabajo propio de autoconocimiento que nos permite clarificar cuáles son nuestros verdaderos valores, para así poder actuar en consonancia con los mismos.
  • Acción comprometida: la dirección que tomamos en la vida se debe basar en nuestros verdaderos valores, los que para nosotros son imprescindibles y no en los impuestos por la sociedad o la cultura. Es decir, hay que ser capaces de involucrarnos en acciones que sean significativas para uno mismo, de esta manera seremos más capaces de comprometernos con nuestros proyectos

Esperamos que te haya parecido interesante este artículo sobre qué es la terapia de aceptación y compromiso, puedes leer más en:

Áreas importantes vida

Lucía Ongil

Psicóloga Sanitaria

 

Artículo anteriorAndar descalzo beneficios psicológicos
Artículo siguienteAprender a ser feliz con más endorfinas
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.