Psicólogo Madrid: Familias reconstruidas, qué son

En pocos años el número de divorcios y separaciones ha aumentado considerablemente.

Por esto, es necesario tener presente que este fenómeno no es ya algo excepcional.

Sino que ha entrado a formar parte de nuestra realidad. Con ello a su vez han ido apareciendo nuevos y variados modelos de familia.

Entre esos nuevos tipos de familias que se pueden crear tras una separación se encuentran las denominadas familias reconstituidas.

En primer lugar, se caracterizan por estar compuestas por el padre o la madre que obtiene la custodia. El/los hijo/s y la nueva pareja del hombre o la mujer. Dada esta situación, todos y cada uno de los miembros de esta nueva familia necesitan un periodo de adaptación. A lo largo del cual es posible que aparezcan algunas dudas y complicaciones.

La primera de esas posibles dudas que puede surgir es si decirle o no a los hijos la existencia de esta nueva relación. Ante esta situación, puede manifestarse un miedo a ser rechazado por el hijo o una oposición del mismo.

Sin embargo, es necesario que éste lo sepa, ya que forma parte de esa familia y es un miembro más de ella.

Por el contrario, esto no significa que haya que pedirle permiso u opinión. Únicamente hay que decirle que papá/mamá tiene una nueva pareja, lo cual no va a suponer que papá/mamá le deje de hacer caso o le vaya a querer menos.

Por otro lado, otra posible situación que genera dudas es cómo llamar a la nueva pareja. Algunas personas se empeñan en querer que se le llame también papá o mamá, pretendiendo de ese modo que la nueva pareja adquiera una mayor implicación y autoridad con respecto a los hijos.

Este hecho puede generar confusión y malestar en el niño. Puesto que es más que probable que piense que la nueva pareja quiera sustituir a su padre/madre biológico. Por ello, el término papá o mamá, es preferible que se reserve únicamente para los mismos.

Por último, algo frecuente es que el niño pueda preguntar a su madre/padre que a quién quiere más, a su nueva pareja o a él. No es conveniente contestar al niño que a quién más se quiere es a él, ya que esto puede generar una rivalidad de éste en contra de la nueva pareja, lo cual a su vez puede fomentar una competencia no sana ni adaptativa por el amor de la madre/padre.

En este caso, es importante que el niño comprenda que se trata de dos tipos de amor diferentes, ni mayores ni menores.

Aida Mañero Ocarranza

Psicóloga Sanitaria

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here