Ansiedad por separación en Coronavirus

Puede ser que seas una de las personas que, no solo está confinado en su casa por la situación que estamos viviendo. Sino que además estás pasándolo solo/a. Lejos de tu familia y/o personas más cercanas.

La ansiedad es una respuesta del organismo que aparece ante situaciones límites. Lo mismo ocurre con la ansiedad por separación en el coronavirus.

Puede que aún no la hayas experimentado porque tu umbral de la respuesta de ansiedad sea demasiado alto. O quizá si la hayas experimentado porque has llegado a tu límite.

Lo primero que hay que saber en esta situación es que la ansiedad y su sintomatología. Como sensación de angustia y/o miedo, aceleración del ritmo cardíaco, sudoración o falta de oxígeno. Puede aparecer y es una respuesta totalmente normal.

¿Por qué? Nuestro día a día a cambiado en un abrir y cerrar de ojos. Un día estamos pensando si ir a una cafetería o a otra, si ir al cine o al teatro. O mejor quedarnos en casa. Y al día siguiente no podemos elegir qué hacer. Ni dónde ir o a qué hora quedar.

No podemos dar un paseo, ni hacer deporte al aire libre, tomarnos ese café antes del trabajo porque no vamos al trabajo.

Nuestro cuerpo siente y nuestro cuerpo nos habla. Algo ahí fuera ha cambiado, ahora ha dejado de hacer cosas que llevaba haciendo durante mucho tiempo. Y quiere que lo sepas, por eso reacciona.

Por eso, una vez que hayamos normalizado. Entendido que nuestro cuerpo nos habla. E el momento de actuar sobre él y compensarle de otra forma.

¿Qué podemos hacer?

  • Date y toma tiempo. Cuántas veces habrás dicho. ¡Ojalá tener tiempo para hacer cosas que quiero, pero no encuentro el momento! Haz una lista de cosas pendientes y comienza por las que más ganas tengas. Date tiempo para hacerla y toma tiempo para hacerlo, hacerlo de verdad.
  • Además en una libreta, apunta cada día 3 cosas que te han hecho felices en el día. Nuestra mente está diseñada para recordar más los aspectos negativos que los positivos. Podemos llegar a pensar que en un día entero no nos ha pasado nada bueno. Pero eso es totalmente falso. Fíjate en los detalles mínimos. El olor del café por la mañana o escuchar los pájaros después de una fuerte lluvia. También un mensaje que te haya hecho reír o una ducha que ha sido relajante.
  • También responsabilízate de tus responsabilidades. No está en tus manos la situación que estamos viviendo. Ni la decisión de volver a la normalidad. No has elegido dejar de trabajar, ni estar lejos de los tuyos… La situación está por encima de tu control. Responsabilízate de aquellas cosas que sí dependen de ti: mantenerte saludable (buena alimentación, hacer ejercicio, hacer alguna videollamada, mantener la casa ordenada, ampliar tus conocimientos…)
  • Perdonar la situación. Puedes estar incluso enfadado con la situación. Con el virus. Con la gente que no ha sido responsable y se ha contagiado. Pero ¿cuáles son las ventajas de declarar la guerra a una situación? Ninguna. Adoptar una postura de perdonar la situación, la aceptación de lo que hay y lo que está por venir… produce alivio, calma… sensaciones que no nos traen la lucha y el enfado.

Sara Montealegre

Psicóloga

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-coronavirus-pautas-higiene-mental-cuarentena/

Artículo anteriorCurso online evaluación atención CARAS-R Tea Ediciones
Artículo siguientePsicologo gratuito COVID-19
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí