psicol3Psicología infantil: La emoción en el aprendizaje

El aprendizaje es una tarea cognitiva compleja en la que el niño tiene que activar diversas áreas cerebrales: atención, memoria auditiva inmediata, memoria de trabajo y comprensión entre otras, pero con la activación de las mismas ¿es suficiente?

¿Qué ocurre en el aprendizaje de los niños cuando están tristes o enfadados? ¿qué ocurre cuando no están motivados? Cuando la emoción invade al niño, la actividad de esfuerzo cognitivo de ve deteriorada. El sistema límbico, en el cual se localizan las emociones, está directamente relacionado con el aprendizaje, cuando este sistema actúa de forma adecuada, sin bloqueos ni preocupaciones, la atención, memoria y aprendizaje funcionan de manera óptima.

¿Qué se puede hacer para que la emoción no interfiera en el aprendizaje?

Una de las estrategias a seguir es canalizar las emociones que generan malestar, para ello, antes de comenzar con el estudio es aconsejable en una hoja dibujar o escribir las cosas que nos han generado malestar en el día, una vez finalizada la tarea, debe de verbalzarse “Ahora todo está en esta hoja y las cosas me van a ir bien”

Otra forma de manejar las emociones es hacer ejercicio aeróbico antes de empezar a estudiar, como correr o saltar o realizar respiraciones diafragmáticas.

Belén Pozo

Psicóloga