Psicología infantil: Ir a la cama P2

A veces los niños intentar buscar excusas para no meterse en la cama y piden agua, pipí, compañía, juguetes, besos… Aunque hay que asegurase de que el niño no tenga ninguna necesidad más urgente, no es recomendable alargar el ritual de acostarle porque el niño cada día intentará prolongarlo más.

Es recomendable contar o leer cuentos a los niños antes de acostarlos, pero estos no deben ser muy largos ni provocar demasiada tensión o miedo en el niño. Lo que se pretende con la lectura es que el niño se relaje, por ello, es útil realizarla en voz baja, monótona y pausada.

No conviene prohibir al niño que se lleve a la cama su juguete, muñeco u objeto preferido a la hora de acostarse: Tener la compañía de alguna de sus cosas le proporciona seguridad. Los peluches o muñecos de trapos suelen ser los mas aconsejables, puesto que son blandos y el niño no puede dañarse con ellos.

Una vez terminada la rutina los padres abandonarán la habitación y deberán seguir una tabla de tiempos de espera, que ira aumentando de forma progresiva, hasta lograr que el niño se duerma solo. Muy a menudo los padres quedan sorprendidos de la rapidez y efectividad de estos métodos, que puede ser manifiesta tras pocos días.

 

Antes de ir a la cama puede ver una película que no sea de mucha acción, pero después deberá irse inmediatamente a la cama sin jugar, no podrá jugar con la pelota, hacer volteretas…

Es recomendable que una vez el niño se haya tumbado en la cama haga respiraciones diafragmáticias las cuales favorecen un estado de relajación que facilitan la inducción del sueño.

 

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria Infantil

Artículo anteriorPsiconutrición: No consigo adelgazar
Artículo siguienteLa planificación diaria del estudiante
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí