Funciones ejecutivas, la organización de los materiales

0
103

Funciones ejecutivas, la organización de los materiales
images (5)

Este componente de las funciones ejecutivas, evalúa el orden en el trabajo que realizan los niños y las niñas y también hace referencia al orden en los juegos y en los espacios como es el caso de las mochilas, los armarios y cajones de la habitación, los baúles de juguetes, los pupitres, o  las mesas de estudio de casa.

Para que se pueda funcionar de manera adecuada diariamente tanto en casa como en el colegio, es de gran importancia, que los niños y las niñas tengan sus enseres, objetos y materiales disponibles para que puedan hacer uso de ellos.

Generalmente, quien presenta dificultades en este componente ejecutivo, tienen los cajones y armarios desordenados, por ello, tiene muchas dificultades a la hora de encontrar prendas de vestir o el calzado. El encontrar por ejemplo, el material escolar, los juguetes, o las gafas, les supone un gran esfuerzo. Sus mochilas están muy desorganizadas al igual que lo están sus habitaciones. Es fácil encontrar objetos fuera del lugar que corresponde y pierden con facilidad la agenda, las notas, el bocadillo del recreo, los trabajos que han de realizar o los cuadernos.

Por todo ello, es conveniente que se establezca un sitio fijo para colocar cada una de sus pertenencias, por medio de cajas y carteles identificativos o a través de imágenes. Hacer uso de las estanterías para guardar libros, hacer uso de los cajones para guardar la ropa interior o de los estuches, para tener recogidos los lapiceros de colores.

Se pueden realizar listas con el material que van a precisar por ejemplo, para ir al colegio, y se pueden revisar diariamente para comprobar que el mismo no falta en su mochila.

También, hay que irles enseñando a ordenar todas sus cosas para que esta tarea se vaya poco a poco generalizando a otras tareas algo más complicadas.  Además, se les puede ir preguntando sobre cuales son los pasos que han de llevar a cabo cuando efectúen una tarea concreta, facilitándoles el apoyo necesario e guiándoles en la consecución de la misma.

Es más fácil que los niños y las niñas puedan gestionar las responsabilidades que se les asigna, si la organización está presente.

Miriam Benavides

Psicóloga