Hambre emocional tratamiento

0
772
Hambre emocional tratamiento Psiconutrición

Hambre emocional tratamiento

En algún momento todos hemos sentido alguna emoción que vivimos como desagradable, puede ser la tristeza, el enfado, la ira, la ansiedad o los pensamientos negativos, y momentos después nos hemos encontrado vaciando la nevera para intentar tranquilizar esas emociones.

El hambre emocional es una forma de comer no relacionada con la necesidad física de alimentarse, sino más bien con las emociones. Ocurre cuando una persona come para satisfacer o aliviar sus emociones en lugar de su hambre física. Por ejemplo, alguien podría recurrir a la comida como una forma de lidiar con el estrés, la tristeza, la soledad o el aburrimiento. Es importante distinguir entre el hambre emocional y el hambre real, ya que el primero puede llevar a comer en exceso y afectar negativamente la salud. El manejo de las emociones de manera más saludable y consciente es fundamental para abordar el hambre emocional.

Psiconutrición

El hambre emocional es la práctica de comer o de utilizar la comida para lidiar con nuestras emociones. El hecho de comer cuando queremos celebrar algo no es nada malo, el problema viene cuando comer de manera compulsiva se convierte en la única manera que tenemos para hacer frente a las emociones y situaciones del día a día.

El hambre emocional y su tratamiento, jamás se va a ver satisfecho a través de la comida, por eso cuando comemos algo, las emociones negativas no desaparecen. Esta manera de afrontamiento nos produce placer a corto plazo, pero a largo plazo las sensaciones negativas se mantienen y en la mayoría de las ocasiones da lugar a sentirse incluso peor.

Hambre emocional tratamiento por qué comemos

Buscamos una recompensa rápida química, la comida puede activar sistemas de recompensa en el cerebro, liberando endorfinas que generan una sensación de bienestar. Esto puede hacer que la comida sea una opción atractiva para aliviar las emociones negativas.
Por otro lado debido a la disponibilidad y accesibilidad, La comida suele estar disponible y fácilmente accesible en la mayoría de los entornos. En momentos de emociones intensas, puede ser más conveniente y rápido recurrir a la comida que buscar otras actividades como  hacer un puzzle o salir a correr o a bailar, que daría más pereza y llevaría más tiempo preparase.

Hambre emocional tratamiento diferenciarlo

Aprender a diferenciar es el primer paso del Hambre emocional tratamiento. Las principales diferencias son las siguientes:

Hambre física Hambre Emocional
Incrementa con el tiempo Llega de repente y abruptamente
Se siente en el estómago Es más un deseo de algo en específico
Se quiere cualquier comida, no un tipo concreto Se quieren cierto tipo de comida, generalmente ultraprocesado
Sensación de satisfacción cuando comes suficiente y eres capaz de para cuando no tienes hambre Por mucho que comas no te sientes satisfecho en ningún momento, puedes seguir comiendo sin parar
Después de comer no tienes sentimientos negativos Después de comer tienes sentimientos de vergüenza o culpa

 

Hambre emocional tratamiento Tipos de comida

Cuando las personas experimentan hambre emocional, a menudo tienden a elegir alimentos específicos que brindan consuelo o satisfacen las emociones en lugar de seleccionar alimentos basados en la necesidad fisiológica. Algunos de los tipos de alimentos comunes elegidos en situaciones de hambre emocional incluyen:

  1. Comida reconfortante inmediata Esto suele ser comida rica en calorías, grasas y carbohidratos, como helado, pizza, papas fritas o pasteles. Estos alimentos pueden proporcionar una sensación momentánea de consuelo.
  2. Alimentos azucarados Dulces, galletas, chocolate y otros alimentos con alto contenido de azúcar pueden activar las vías de recompensa en el cerebro y aliviar el estrés.
  3. Alimentos salados Algunas personas recurren a alimentos salados como las patatas fritas, las palomitas de maíz o las comidas rápidas para calmar sus emociones.
  4. Comida rápida Las calorías y el sabor a menudo hacen que la comida rápida sea una elección común en situaciones de hambre emocional.
  5. Comida reconfortante cultural Las preferencias alimenticias pueden variar según la cultura. Algunas personas recurren a platos tradicionales que les recuerdan la infancia o la familia.

Es importante destacar que la elección de estos alimentos no siempre es mala, pero cuando se convierte en una forma crónica de lidiar con las emociones, puede tener un impacto negativo en la salud. El reconocimiento de estas elecciones de alimentos y el desarrollo de estrategias más saludables para abordar las emociones son clave para superar el hambre emocional.

Hambre emocional tratamiento razones

El hambre emocional ocurre por varias razones, y puede variar de una persona a otra. Algunas de las razones comunes incluyen:

  1. Respuesta al estrés Muchas personas recurren a la comida como una forma de lidiar con el estrés. La comida reconfortante puede proporcionar temporalmente una sensación de alivio, tranquilidad y calma, respuestas contrarias al estrés
  2. Emociones interpretadas como negativas Sentimientos de tristeza, soledad, aburrimiento o ansiedad pueden desencadenar el deseo de comer para mejorar el estado de ánimo
  3. Hábitos incorrectos aprendidos A lo largo de la vida, algunas personas pueden haber aprendido a asociar la comida con la recompensa o el consuelo, lo que lleva a patrones de hambre emocional
  4. Falta de conciencia A veces, las personas cuando están abstraídas en sus pensamientos y preocupaciones, pueden no ser conscientes de sus señales de hambre y saciedad, lo que las lleva a comer en respuesta a las emociones en lugar de la necesidad física

Es importante entender por qué se recurre al hambre emocional, ya que puede ayudar a desarrollar estrategias para abordar estas emociones de manera más saludable, como practicar la atención plena, buscar apoyo emocional o desarrollar alternativas no alimenticias para lidiar con las emociones.

Lo primero para poder ponerle solución e iniciar el tratamiento es identificar las causas del hambre emocional. Entre las causas más comunes encontramos: manejo deficiente de las emociones, aburrimiento o sentimientos de vacío, hábitos negativos desarrollados desde la infancia, influencias sociales o estrés.

Hambre emocional tratamiento algunas pautas

Las formas de lidiar con el hambre emocional y mejorar el tratamiento  son:

  • Desarrollar estrategias de afrontamiento alternativas para poder lidiar con las emociones de una manera más adaptativa.
  • Mueve tu cuerpo, es decir, haz ejercicio para poder liberarse de estados emocionales negativos
  • Aprender a comer conscientemente  la hora de comer no tengas distractores alrededor, es decir, aprende a comer de manera consciente sintiendo las sensaciones de saciedad
  • Desarrolla una relación sana con la comida, es decir, no te prohíbas alimentos ni te pongas restricciones, come de manera intuitiva y permítete todo
  • Para saber más te recomendamos nuestro curso con el que por fin dejarás las dietas y cambiarás tu mente, para cambiar tu relación con la comida PSICONUTRICIÓN TRATAMIENTO

En nuestro Centro trabajamos la psiconutrición para mejorar nuestra relación con la comida.