Razones por las que tu hijo pasa demasiadas horas estudiando

0
26
Razones hijo demasiadas horas estudiando

Desde nuestra experiencia os contamos las razones por las que tu hijo puede pasa demasiadas horas estudiando y las consecuencias tanto positivas como negativas de esa situación.

Hemos encontrado importantes diferencias entre unos colegios a otros, en cuanto la demanda de tareas escolares para casa, y que generalmente deben hacerse esa tarde porque son para el día siguiente.

Razones por las que tu hijo pasa demasiadas horas estudiando

-Haya un exceso de actividades escolares, queremos que hagan de todo y que aprendan de todo. El resultado es que apenas queden horas para el estudio en casa, o bien, que lleguen tan cansados que sus capacidades cognitivas no se encuentren al 100%. No debemos olvidar que el cerebro necesita periodos de descanso y de recuperación.

Tarda mucho en ponerse a estudiar, y cuando por fin conseguimos que se siente y se ponga a estudiar, o eso pensamos, aún va muy lento sacando el cuaderno de la mochila o buscando el lápiz que le hace falta, esto le lleva a que el tiempo pase y el tiempo de estudio no se corresponda con el tiempo eficazmente invertido en el estudio.

-Actividades extraescolares en exceso, que no dejan apenas tiempo para el estudio de por la tarde en casa, como ocurre con el conservatorio de música u otras actividades, como deportes, sobre todo cuando se entrenan a nivel profesional.

-Dificultades para mantener la atención, se distrae con todo y con nada, se pone a pensar en sus cosas y no le cunde. Así puede estar horas delante de un libro y no avanza.

-Dificultades de lectura. A medida que avanzan los cursos, aumentan las demandas lectoras para estudiar o realizar los ejercicios, de este modo en niños donde la lectura no está bien instaurada como aprendizaje, le puede llevar a que por un lado sea demasiado lento o bien a que tenga que leer varias veces el mismo texto, en el caso de dificultades de comprensión lectora. La lectura es una de las razones más habituales que llevan a que para hacer las tareas del colegio o estudiar deban emplearse muchas más horas de lo esperado.

-Dificultades en la escritura, cuando tiene que copiar algo se convierte en una eternidad, la letra parece forzada, como que le cuesta y va excesivamente lento. No decimos nada sin además tiene que borrar y empezar de nuevo.

-Pobres técnicas de estudio, que le llevan a perder demasiado tiempo planificando, organizando extrayendo información importante, a veces, no tan importante.

Perfeccionismo, porque querer hacer las cosas de manera perfecta, supone tener que borrar muchas veces y esto además le genera una gran frustración. La cual a su vez, bloquea nuevos aprendizajes. El miedo a equivocarse o a hacerlo mal le lleva a tardar mucho tiempo en hacer los deberes.

-Problemas de memoria, que suelen asociarse a Trastornos de Aprendizaje, son aquellos casos en los que les cuesta memorizar y aprender un montón las nuevas lecciones. A esto se le suma, que puede que se les olvide rápidamente lo aprendido, de un día para otro, pueden perder mucha información. Y en ocasiones mezclan información nueva con información previamente aprendida. Lo que les lleva también a dedicar mucho tiempo sin resultados.

-Problemas en las funciones ejecutivas, la habitación, su cajonera son un caos, desorden por todos los lados, nada en su sitio. La falta de organización y planificación les lleva a perder mucho tiempo y se vuelven ineficaces.

En casa no hay ambiente de trabajo, si todos estamos de ocio, viendo la televisión o jugando a algo, el niño no se sentirá motivado a ponerse con sus tareas del colegio. Querrá ponerse a distraerse un rato al igual que los demás, percibirá los estudios como un castigo. Y esa desmotivación le llevará a no querer estudiar.

Falta de motivación hacia los estudios, casos en los que no sabe lo quiere, no sabe lo que le gusta y además no destaca en nada. No entiende para qué estudiar, no le encuentra el sentido, por lo que le falta lo más importante, la motivación intrínseca al estudio.

Ambientes desestructurados. Puede ocurrir y se corre mayor riesgo de que ocurra cuando los padres están separados y el niño deba moverse de una casa a otra. O en hogares donde faltan las normas y los hábitos. Al fin y al cabo, estudiar todos los días implica cierta rutina y habituación. Es importante que siempre se haga en el mismo sitio, con los mismos materiales y con cierta organización y planificación. Así como cumplir unos horarios.

Muchas otras razones como los problemas de conducta o emocionales pueden estar detrás de que pase muchas horas estudiando o que la eficacia, no se corresponda con el tiempo invertido. Es importante averiguar las razones para poder poner una solución. En nuestro centro podemos ayudaros. Cuanto antes se cambien ciertos hábitos mejor para el futuro académico del niño.

 

10 razones para llevar tu hijo al psicólogo infantil