Elisa Vaca López
Licenciada Psicología

Qué es la terapia miofuncional 

La logopedia abarca distintas áreas de actuación, que, en muchas ocasiones pasan desapercibidas o se desconocen.

Se suele asociar a la figura del logopeda como el especialista que se encarga de ayudar a los niños a pronunciar bien las letras. El hecho de desconocer su campo de actuación implica que en caso de necesitarlo no sabríamos a qué especialista acudir, o desconocer posibles signos de alarma pueden estar provocando que no seamos conscientes de un posible trastorno.

Con la finalidad de acercaros un poquito a lo que realiza un logopeda, os explicaremos qué es la terapia miofuncional y para qué se utiliza.

Este término procede etimológicamente de terapia y mio que quiere decir “curación” y “músculo” por lo que inicialmente podría definirse como una terapia orientada a la curación de alteraciones relacionadas con la funcionalidad de los músculos, aunque generalmente en la actualidad se utiliza como la musculatura implicada en el funcionamiento del sistema orofacial.

Es una especialidad de la logopedia cuyo objetivo es prevenir, evaluar, diagnosticar, educar y rehabilitar el desequilibrio en el sistema orofacial desde el nacimiento hasta la vejez.

La etiología que nos encontramos en este tipo de casos es muy diversa puede ser anatómica funcional o incluso neurológica. El modelo de intervención puede ser tanto activo, con la participación voluntaria del paciente, como pasivo sin participación del mismo.

Las técnicas varían desde las praxias, que son movimientos de ejercitación específica, masajes, estimulación mecánica, etc., que tiene como objetivo final conseguir el equilibrio muscular orofacial que permita patrones neuromotores de comportamiento del sistema orofacial adecuados.

El sistema orofacial en Qué es la terapia miofuncional

Cuando hablamos del sistema orofacial nos referimos al conjunto de estructuras que conforman el cráneo y el rostro.

Presenta componentes óseos o estáticos, componentes musculares, y otros componentes por ejemplo las glándulas salivares y otro tipo de glándulas.

A nivel funcional encontramos otros sistemas que se relacionan de manera directa con el sistema orofacial como puede ser la función de respiración, la alimentación, la deglución, la función articulatoria, y la función fonatoria.
En los órganos que componen el sistema orofacial se pueden producir alteraciones que originan trastornos en la estructura colindantes así como las funciones que se llevan a cabo.

Es importante tener en cuenta que una fuerza poco intensa pero constante y muy duradera por una estructura sobre otra tiene efectos importantes.
Este es el principio por el que seguían los aparatos ortodóncicos y también por el que se explican distintas malformaciones en estructuras como por ejemplo, los dientes por el mal funcionamiento de la lengua y/o los labios. De hecho, en muchos tratamientos de ortodoncia, se aconseja realizar intervención logopédica para corregir el hábito que produjo en un primer momento la malformación. Ya que se ha observado que pacientes que han realizado el tratamiento de recolocación de las arcadas dentarias, cuando finaliza el tiempo de llevar el aparato, vuelen a descolocarse por n haber concienciado y rehabilitado la postura del paciente.

Tipo de trastornos orofaciales en Qué es la terapia miofuncional 

Podemos encontrar alteraciones en el biotipo craneal, teniendo como resultado distintos tipos de cráneo. También podemos encontrar transformaciones en el biotipo facial, dando lugar a trastornos como el dólicofacial, en el que la altura facial está muy aumentada y braquifacial en el que se encuentra reducida.

El perfil facial puede llegar a ser también alterado por la malfunción de los órganos y obtener dos tipos de trastornos; retrognáticos, donde el maxilar inferior se encuentra en retrusión y el prognático, donde la mandíbula está proyectado hacia delante respecto los tercios faciales.
La nariz también puede verse alterada presentando un tabique nasal desviado, microrrinia, que es la disminución de las dimensiones de la nariz, o macrorrinia que es el aumento de esta.

Además, los labios pueden llegar a presentar multitud de características. Se encuentran algunos trastornos referentes a su tamaño, forma, tono muscular… Lo mismo le sucede a la lengua, podemos encontrar trastornos dependiendo de su tamaño, su posición, alteraciones anatómicas características como la anquiloglosia, se trata del frenillo lingual corto o hipertrófico, malformaciones, lengua bífida, problemas de tono muscular…

Las arcadas dentarias pueden llegar a tener tres tipos de clases en función del sentido antero-posterior (3) y también alteraciones en el plano vertical generando una mordida abierta, o sobre mordida y mordida cruzada además de presentar asimetrías, diastemas, que sería la separación de los dientes, apiñamiento, la implantación dental… Otros órganos que se pueden ver alterados son el maxilar superior y la mandíbula, el paladar duro y paladar blando o velo del paladar.

También encontramos alteraciones en las funciones como la respiración bucal, la deglución atípica, trastornos en la masticación, en el habla, en la resonancia, y otros malos hábitos asociados como succión de carrillo succión del dedo onicofagia bruxismo…

La terapia miofuncional requiere de un compromiso por parte del paciente, o en caso de que el paciente sea un niño por parte de su familia, ya que como hemos visto una pequeña fuerza puede considerarse determinante para la corrección del hábito y por tanto de la estructura.

El logopeda mandar a distintos ejercicios para casa para que se realicen todos los días es muy importante la conciencia y la constancia en este tipo de rehabilitación.

Ahora que ya sabes qué es y cómo puede ayudarte la terapia miofuncional puedes pedir cita sin ningún compromiso y te valoramos para ver tu caso.

Paula Ágreda

Logopeda

Equipo