¿Qué es la empatía y cómo fomentarla?

La empatía es la capacidad de comprender las emociones y sentimientos de otra persona. Con toda la complejidad que conlleva. No es necesario compartir las mismas opiniones y/o creencias. Ni siquiera estar de acuerdo con lo que siente la otra persona. ¿Podemos fomentarla la empatía?.

A veces, ser una persona empática no es tarea fácil. A continuación, se exponen una serie de características de las personas empáticas:

  • Sensibilidad. Las personas empáticas son sensibles para entender los sentimientos de los demás. Sin embargo, niveles extremos de sensibilidad podría hacer una alta involucración en el otro. Y sentir los sentimientos del otro como si fueran propios.
  • Escuchar. A las personas empáticas les gusta escuchar a los demás de forma activa. Es decir, se concentran en el discurso del otro. En resumen, analizan el sentimiento del otro e intentan dar una respuesta.
  • Respeto y tolerancia. Las personas con mucha empatía muestran siempre respeto. Y tolerancia a pesar de que ellos hubieran hecho las cosas o las harían de otro modo. Apoyan a la persona igualmente en la decisión tomada.
  • Entienden la comunicación no verbal. Además de escuchar activamente el discurso del otro. También muestran atención en los gestos, miradas o tono de voz. Todo ello les ayuda a empatizar aún más y concretar con la emoción del otro.
  • Se expresan con cuidado. Miden las palabras y hablan con mucho tacto, con atención en su discurso para no decir algo que pueda dañar a la otra persona.
  • Entienden la diversidad. Comprenden que cada persona es distinta. Y lleva en su espalda una historia de vida diferente. Por lo que cada persona tiene unas necesidades y circunstancias vitales. Cada uno actúa acorde a lo vivenciado y experiencias previas.

¿Cómo fomentar la empatía?

A continuación se exponen unas pautas de cómo fomentarla la empatía.

  • Entrenar la escucha activa. No se trata solo de oír, sino de prestar atención a todo lo que dice el otro y tratar de entenderlo con intención de dar siempre una respuesta.
  • Fuera prejuicios. No siempre se está de acuerdo con lo que dice otra persona, pero hay que tratar de tomar distancia con tus propios juicios y entender que la otra persona tiene sus razones para actuar como lo está haciendo, aunque tú lo hubieras hecho de otra manera.
  • Empatiza contigo mismo. Para ser empático con los demás, es importante serlo primero con uno mismo. Intenta conocerte, entenderte y ser empático con tus propios sentimientos y acciones.

Sara Montealegre

Psicóloga

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/consecuencias-perfeccionismo/

Artículo anteriorMi hijo se aburre
Artículo siguienteConsecuencias excesivo perfeccionismo 2
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí