Qué es indefensión aprendida

0
85

Qué es indefensión aprendida

La indefensión aprendida viene de un experimento de Martin Seligman. Quién habló de la inteligencia emocional por primera vez.

Experimento

A unos perros les daba unas descargas eléctricas cuando hacían algo mál. Y les premiaba cuando hacían algo bien (refuerzo positivo y negativo). Seligman, por accidente, les dio un refuerzo negativo cuando las hacían bien. Un refuerzo positivo cuando las hacían mal. Y posteriormente al azar. Los perros entendieron que lo que ellos hicieran no tenía nada que ver con lo que les iba a ocurrir. Con cómo les iban a ir las cosas. Al cabo de un par de días los perros entraron en depresión. Seligman lo denominó como indefensión aprendida.

¿Qué es?

Por tanto, la indefensión aprendida es lo que nos ocurre cuando sentimos que los acontecimientos no responden a lo que nosotros hacemos. Al final, perdemos la sensación de control de nuestras vidas. Y puede llevarnos a una depresión.

Es la sensación de que hagas lo que hagas no vas a cambiar el resultado final de los acontecimientos. Y nos embarga un sentimiento de desesperación y abandono. Dejamos de lado la responsabilidad sobre nuestras vidas, retos o metas. Nos acobardamos y acomodamos, se deja de luchar. Se entra en la creencia de que nada de lo que hagamos va a cambiar nuestro destino. Este está en manos de otros. Nos vemos sometidos a los vaivenes del azar.

Sin embargo, es una sensación que todos alguna vez hemos tenido. El problema es cuando esa sensación se globaliza. A todos los aspectos de nuestras vidas y nos paraliza en absoluto.

¿Cómo reconocerla?

Desaparecen las ganas de luchar. Sensación propia de que por mucho que lo intentes no lo vamos a conseguir. Y sensación de baja autoestima y de pérdida de control sobre nuestras vidas. Además, aparece un sentimiento de apatía “. Da igual, no me importa o asumo el destino que me venga. Es lo que me toca”

¿Qué podemos hacer?

  • Reflexionar sobre los aspectos donde si tenemos control.

Si no tienes control sobre nada en tu vida. “¿Cómo es que tus hijos siguen bien atendidos?” “¿Cómo es que tu trabajo sigue manteniéndose?” Hay que focalizarnos sobre aquellas cosas que hemos automatizado y no le damos un reconocimiento adecuado.

  • Forma de hablarnos. Dirigirnos la palabra de una forma cariñosa y amable. Refuerza la autoestima y cambia la interpretación que hacemos sobre los hechos. 

Sara Montealegre

Psicóloga

Lee otro artículo en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-anticipar-en-negativo/

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí