O es contamos una serie de juegos y actividades para la dispraxia que ayudarán a tu hijo a mejorar.

Lo primero de todo es recordar qué es la dispraxia. Como definición global es el dificultad para el control de los movimientos motores y su coordinación. Puede alterar tanto la psicomotricidad gruesa como la fina, ambas o no. Conlleva dificultades tanto en lo motor propiamente dicho como en las conductas que derivan de ello como el lenguaje.

Muchos niños y adolescentes son diagnosticados de disgrafía debido a las dificultades para hacer buena letra, y la mayoría de los casos lo que hay detrás es una dispraxia que afecta a la mano y a la coordinación ojo-mano. Al final del artículo os proponemos juegos y actividades para la dispraxia.

A continuación enumeramos algunas dificultades.

Alteraciones derivadas de la dispraxia

  • En primer lugar torpeza en los movimientos.
  • También dificultad para abrir botes.
  • Mala letra.
  • Además dificultad en el dibujo o copia de elementos gráficas.
  • Problemas de pronunciación.
  • Elevadas caídas.
  • Subir y bajar escaleras con dificultad.
  • Por último problemas para lanzar o atrapar pelotas entre otros.

Si alguien que conozcas sospechas que lo presente es importante que se lleve a cabo una evaluación exhaustiva. En ella debe haber una entrevista y se deben administrar pruebas ojetivas. Este artículo sobre juegos y actividades para la dispraxia seá una forma de empezar a mejorar la dispraxia.

Pero en el artículo de hoy os queremos proponer juegos para mejorar las dificultades derivadas de esta patología. Juegos y actividades para la dispraxia.

Juegos y actividades para la dispraxia

  • La primera actividad es jugar con la música. Se podría empezar con baile libre para posteriormente pasar a aprender pasos sencillos que sigan el ritmo de la música.
  • Además hacer el juego tradicional de la silla. Girar alrededor de sillas y cuando pare la música intentar sentarse en las sillas que hay disponibles.
  • También jugar a explotar pompas de jabón. En este caso es importante tanto hacerlas como intentar explotarlas.
  • Otro juego tradicional puede ayudarnos a mejorar, jugar a las palmas. ¿Os acordáis cuando erais más pequeños?. Vuelve a hacerlo.
  • Circuitos de actividades. Con lo que tengas a mano, aros, cuerdas, o cojines. Haz un pequeño circuito y jugar a completarlo. Lo importante es sortear los obstáculos no la rapidez.
  • Jugar a hacer comidas con plastilina o diferentes texturas. También puede servir hacer letras con la arena. O jugar con el famosos slime.
  • Con pinzas de la ropa jugar a enganchar unas con otras para hacer una fila muy larga.
  • Juegos de construcción de piezas pequeñas como los lego, son de gran ayuda.
  • Los puzzles y si son en 3D mejor.
  • Tareas de casa como hacer bolas a los calcetines, tender o doblar la ropa y por supuesto, hacer la cama.

Y no olvidéis que lo importante es un buen diagnóstico, y que el informe con los resultados y diagnóstico, ayudará a que en el colegio sepan lo que está ocurriendo y que en caso necesario, puede ser necesaria alguna adaptación curricular. Además de los juegos y actividades para la dispraxia es necesario una intervención específica y guiada por un profesional.

Belén Pozo y Elisa Vaca

Psicólogas Sanitarias

Dispraxia cómo afecta a mi hijo

A

http://psicologoinfantil.es/psicologo-dispraxia-como-afecta-hijo/
Artículo anteriorQué hago con mi adolescente
Artículo siguienteComunicación sexual en pareja
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí