Cómo fomentar la autonomía en los niños

Os contamos cómo fomentar la autonomía en los niños con el fin de que sean resolutivos en su día a día, además es una buena forma de aumentar su autoestima.
Existe una línea muy fina entre el exceso de protección y cuidado hacia el propio hijo y la educación autónoma unida al apoyo, favorecedora de la independencia, por lo que es fácil caer de un lado u otro sin apenas haberse dado cuenta. Así, es relativamente frecuente que aparezca la idea en los padres de que “si le protejo de todo, por lo menos mientras sea pequeño, no sufrirá”. Sin embargo, y aunque pueda resultar contradictorio, con el seguimiento de esta idea se estará sembrando la base de un posterior sufrimiento en el propio hijo  puesto que éste no se verá capaz en el futuro de desenvolverse solo, lo cual le producirá sentimientos de inseguridad y sentimientos de propia infravaloración, en resumidas cuentas, sufrimiento y malestar.

Con esto, y teniendo en cuenta que al menos durante el primer año de vida del bebé éste necesita una protección y cariño especiales, lo adecuado sería poder adquirir la idea de que el proceso educativo debe estar basado en la enseñanza del proceso vital de una forma autónoma.

Pero una vez que tienen dos o tres años, debemos empezar a fomentar su autonomía, con cosas tan simples como que lleven el pañal sucio a la basura, o que recojan la ropa al bañarse y la echen al cesto de la ropa. Cuanto antes empecemos, mejor y mejor serán los resultados en cuanto a autonomía. Además, comentar, que a ellos les encanta ayudar y sentirse útiles colaborando en casa, aunque sea con estas pequeñas cosas.

Dada la dificultad que en ocasiones puede entrañar esta tarea, a continuación se ofrecen algunos consejos y pautas que ayudarán a los propios hijos a valerse por sí mismos y convertirse en personas seguras, autónomas e independientes:

  • Procurar no estar siempre delante o pendiente del hijo, valorando posibles peligros existentes, reales o no; es necesario dejarles tiempo y espacio para experimentar ellos solos, poder caerse… poder equivocarse…
  • Aprender a aceptar que el hijo llore o proteste, no evitarle todo sufrimiento, y ayudarle a que poco a poco vaya controlando sus propias emociones.
  • Asignar alguna tarea o responsabilidad, por ejemplo en casa, que sea únicamente suya: poner la mesa, ordenar de sus juguetes, cuidar de una mascota..
  • Permitir que el niño vaya tomando por sí mismo algunas decisiones adecuadas a su edad, como por ejemplo la elección de su ropa los fines de semana, y que tome la iniciativa en algunas cuestiones de vez en cuando.
  • Valorar sus propias opiniones e ideas.
  • Tratar de no inmiscuirse en los problemas surgidos entre niños y dejar que sean ellos mismos quienes los resuelvan.
  • Tratar de no intervenir en determinadas tareas que, aunque le resulten algo más complicadas, el que las haga solo no entraña ningún peligro real, por ejemplo ir comiendo solo aunque se manche o vestirse solo aunque se abroche mal los botones.
  • No adelantarse ni cumplir todas y cada una de sus necesidades incluso antes de que lo pidan, de modo que aprendan que lo que se quiere requiere un esfuerzo, de lo contrario aprenderán a exigir.
  • No convertir a los hijos en el centro único del universo”, esto es, realizar la labor como padres pero sin olvidar la relación y el sistema de pareja.
  • Dejar que se vistan solos y que elijan de vez en cuando su ropa, si comenten errores también les servirá para aprender.
  • Si vais de compras, dejar que elijan algo de la ropa que luego se pondrán, que en el armario, también haya ropa elegida por ellos.
  • En un restaurante, cuanto antes que sean ellos lo que piden al camarero su bebida.

Hacer niños autónomos, es hacer niños felices, con una sana autoestima.

Os recomendamos otro artículo muy interesante y que está relacionado con éste.

Elisa Vaca López y Aida Mañero Ocarranza

Psicólogas

20 razones por las que NO debes ayudar a tu hijo

Artículo anteriorPsicología adultos: ¿Hay vida después de una ruptura sentimental?
Artículo siguienteTerapia de pareja: Causas pueden dañar la pareja
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.