Logopedia Madrid: Consecuencias de usar el chupete

Logopedia Madrid: Consecuencias de usar el chupete

Los malos hábitos orales y sus consecuencias

Un hábito es la costumbre o práctica adquirida por la repetición frecuente de un mismo acto. En un principio el sujeto lo hace de forma consciente. Más tarde la persona lo  automatiza y lo hace de forma inconsciente.

Los hábitos orales, son aquellos que ocurren dentro de la cavidad oral o están implicados los órganos orales. Producen un desequilibrio entre las fuerzas externas (mejillas y labio de la zona anterior) e internas (lengua). El logopeda infantil llevará a cabo el estudio, evaluación y tratamiento.

A menudo, son respuestas a carencias afectivas por algún cambio brusco en el núcleo familiar. Por ejemplo, el nacimiento de un hermano, la separación de los padres o la entrada a la escuela infantil. También pueden ser debidos a una lactancia insuficiente o por alteraciones en el amamantamiento. Todo ello debe de ser evaluado en una entrevista por el logopeda infantil.

Constituyen una de las principales causas de alteraciones producidas en los órganos y musculatura orofacial. Traen como consecuencia el compromiso en diferente grado, de procesos tan importantes en el ser humano. Por ejemplo la respiración, masticación, deglución, succión, articulación y la fonación.
Estos hábitos pueden presentarse en niños, adolescentes y adultos.

Una vez el hábito está instaurado, el niño debe acudir a distintos profesionales para una reeducación. Por una parte, un psicólogo puede tratar el mal hábito a través de la momdificación del mismo. Las alteraciones de la cavidad bucal son revisadas por un ortodoncista. Por último las consecuencias en las funciones estomatognáticas. Por ejemplo comer, hablar, pronunciar, masticar, deglutir o sonreír. Incluyendo todas las expresiones faciales, respirar, besar o succionar. Todas las anteriores son reeducadas por un logopeda.

Nos encontramos con los siguientes hábitos:

1. Succión:
A- Succión digital. A veces en lugar del chupete los niños se chupan el dedo como un sustitutivo del chupete. Hay padres que creen que es menos dañino, pero es otro tipo de chupete,
B- Succión de chupete (de manera prolongada en el tiempo). Algunos niños tardan en quitarse el chupete y el mantenimiento del mismo conlleva las consecuencias antes descritas.
2. Interposición de labio inferior
3. Deglución infantil
4. Respiración bucal

En estos casos, el mejor aliado para un buen pronóstico y evolución  es que el logopeda infantil  lleve a cabo un diagnóstico precoz . Es decir, cuanto antes llevemos a nuestros hijos al logopeda, menos consecuencias presentarán en el resto de las funciones. Es importante, por tanto, observar y saber detectar este tipo de conductas.

Paula Ágreda

Lodopeda Infantil

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: