Dificultades de aprendizaje

Dificultades de aprendizaje

Los aprendizajes al principio siempre son difíciles, requieren de práctica, trabajo y dedicación, y en ocasiones a pesar de que se les dedique tiempo es complicado. Pero si algo no va como los demás, algo está fallando, repetir curso no soluciona la causa del problema.

¿Cómo puede ayudar el neurofeedback en estos casos?

Para aprender el cerebro necesita emitir un estado de ondas determinado para que este favorezca la adquisición del conocimiento. Si el estado de ondas emitidas está caracterizado por ondas de una frecuencia muy elevada, el sujeto en lugar de aprender está inmerso en preocupaciones y pensamientos que no le permiten adquirir lo aprendido. Por el contrario, si las ondas tienen una frecuencia demasiado baja el sujeto estará despistado, ensimismado o despistado lo cual no permitirá el aprendizaje.

El cerebro debe tener una activación determinada para poder aprender en ciertas áreas, y el neurofeedback permite al sujeto a darse cuenta cuándo y cómo está de activado o desactivado y le permite aprender a modificarlo a través del entrenamiento.

Lo primero de todo es llevar a cabo una evaluación de las diferentes áreas cerebrales para determinar el área en la que hay una menor activación cerebral. En los problemas de aprendizaje se observan un tipo

 

de ondas de menor intensidad lo que hace que los impulsos nerviosos no se generen de la manera óptima necesaria para el aprendizaje, como se ha comentado con anterioridad. Una vez encontrada el área afectada se llevará a cabo un entrenamiento semanal individualizado para que el sujeto aumente su activación y con ello mejore el aprendizaje.

Nuestra experiencia en este tipo de casos es muy positiva, los sujetos expresan que les cuesta menos aprender, que les cunde más el tiempo de estudio y no les cuesta tanto iniciar el tiempo de trabajo.

Evitar el fracaso escolar y que el niño repita curso es nuestro objetivo. 

Dificultades de aprendizaje