MOTIVACION Y NECESIDAD DE CAMBIO

Constantemente vivimos diferentes cambios y modificaciones en nuestra vida, algunos más notorios y otros menos, algunos internos y otros externos… Vamos a analizar cuales son aquellos factores que impulsan el cambio y que logran que el proceso sea alcanzado con éxito.

El crecimiento personal proviene de todos los cambios que logremos. Por lo general cuando buscamos un cambio suele ser con la intención de mejorar, conseguir algo, subir un pequeño escalón en el bienestar del día a día… buscamos los beneficios que conlleva. Pero ¿Pensamos también en los sacrificios que puede llegar a suponer? ¿A caso existen factores que hagan que el cambio sea menos deseable y por lo tanto no lo consideramos necesario?

Para poder responder a la pregunta de si realmente necesitamos un cambio debemos realizar un análisis de muchos factores:

Necesidad de cambio.

Es vital, en primera instancia, que nos demos cuenta de las incongruencias que se producen entre los objetivos que tenemos y las conductas que realizamos. En ocasiones no resulta tan evidente ni tan sencillo darnos cuenta por uno mismo y necesitaremos factores externos que nos hagan reflexionar acerca de esta ambivalencia.

En muchos casos el hecho de buscar ayuda viene impulsado por gente externa, amigos, familiares etc., pero lo importante para que el proceso sea efectivo no es que nos impongan esa necesidad, sino que seamos nosotros quienes logremos encontrar esa fuerza y ganas de mejorar.

Por ello antes de que suponga una obligación externa debemos trabajar con la motivación personal de cada uno, la búsqueda de un cambio debe ser voluntaria y por convencimiento propio. Lograr la participación efectiva y real, no manipulada, va a ser muy importante durante el proceso.

Una vez identifiquemos esta ambivalencia entre dos estados, sentimientos o formas de pensar conflictivas estaremos preparados para tomar una decisión y valorar la necesidad de un cambio.

Motivación, compromiso y esfuerzo.

El siguiente paso una vez que hemos decidido que queremos cambiar, es la motivación y el compromiso hasta lograrlo. Alguna vez habréis escuchado “quien algo quiere, algo le cuesta”, en mayor o menor medida es cierto. Como hemos comentado debemos analizar no solo los beneficios que conlleva lograr el cambio, sino qué supone y qué debemos invertir para lograrlo. Antes de embarcarnos en una aventura conviene saber dentro de lo posible como será el proceso y que retos nos puede suponer, para una vez llegado el momento sintamos que estamos preparados y no nos haga querer rendirnos.

Tenemos que invertir esfuerzo y tiempo ¿Pero qué cantidad de esfuerzo y tiempo estamos dispuestos a emplear para lograr nuestra meta? Es entonces cuando hablamos de motivación. Cuanto mas definido este un cambio, cuanto más claro tengamos el proceso y los recursos que debemos invertir, mejor podremos analizar si nos vale la pena y nos conviene luchar por ello. La motivación y necesidad de cambio, vendrán dadas por el hecho de que nos suponga más gratificante e importante la meta final frente a lo que puede suponer el proceso, y por las ganas y fuerzas de querer trabajar por ello sabiendo que es lo que queremos y necesitamos.

En la terapia, durante las primeras entrevistas es esencial medir el estado motivacional de cada persona y si fuese necesario, partir de la base de aumentar esa motivación para poder conseguir un cambio mayor. Esto se logra mediante una entrevista motivacional.

No solo es necesario aumentar esta motivación en un inicio, sino, el lograr mantenerla durante el proceso también es importante. En muchas ocasiones tenemos la expectativa de que el cambio debe venir de una manera evidente, rápida y por defecto queremos emplear el menor esfuerzo y recursos. Nos desmotivamos si no vemos evidencias inmediatas de ese cambio, pero debemos ser pacientes y saber que el éxito puede llevar tiempo y no siempre de una manera tan evidente como esperamos.

Resistencia al cambio

La negación a la necesidad de cambio es muy habitual, a la vez que la escasa motivación. De manera general tendemos a rechazar u oponernos a los cambios, ya que nos encontramos mejor con aquello que conocemos y nos da temor aquello que no. Es muy frecuente en psicología encontrarnos con una resistencia al cambio, lo cual conlleva a frustración por parte de los familiares, de la propia persona además de a los profesionales que tratan de ayudarlo.

Etapas de un cambio:

Todos estos factores mencionados anteriormente tienen un mayor o menor protagonismo dependiendo en que parte del proceso se encuentre la persona. A continuación, haremos un breve resumen de las diferentes etapas que se pueden dar en un cambio:

  1. Precontemplación: no se es consciente de que se quiere cambiar y cuando se plantea esta necesidad es habitual negarlo o tratar de justificarlo. Es en esta etapa cuando nos encontramos con las resistencias al cambio. Al no querer reconocer, ni sentir que nos conviene, la motivación suele ser muy escasa.
  1. Contemplación: cuando ya nos damos cuenta de que queremos cambiar y comenzamos a hacer el análisis de las ventajas y desventajas de hacerlo, pero aún no se ha tomado una decisión.
  1. Preparación: ya tomamos la decisión y comenzamos a realizar pequeños pasos dirigidos a el objetivo propuesto.
  1. Acción: Realizamos las actividades necesarias de forma constante para poco a poco ir acercándonos al cambio propuesto.
  2. Mantenimiento: Las actividades y comportamientos que hemos estado realizando se generalizan y pasan a formar parte de nuestra rutina y habito de vida. Pasado el tiempo se pueden dar recaídas o retroceder en el proceso, pero debeos estar preparados para afrontarlos y continuar luchando. En esta fase es importante que la motivación sea alta y constante hasta lograr el cambio que queremos conseguir.

En nuestro centro te ayudamos a conseguir cambiar aquellos aspectos de tu vida que deseas que sean diferentes, y que por la razón que sea, no lo consigues. Puedes leer más sobre nuestras terapias o puedes llamarnos por teléfono y te contamos cómo podemos ayudarte.

La motivación y la necesidad de cambio es la fuente de energía para actuar en el sentido en el que nos hemos propuesto, y es capaz de superar todos los obstáculos que nos impiden llegar a los resultados esperados.

Psicólogo Adultos

Julia Nicolás Lara

Psicóloga

Artículo anteriorAumento de problemas de sueño en niños
Artículo siguienteEl juego del calamar niños
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.