Mi hijo no habla pero entiende todo

0
83
Mi hijo no habla pero entiende todo

Mi hijo no habla pero entiende todo, es relativamente común que algunos niños pequeños comprendan mucho más de lo que expresan verbalmente, especialmente a temprana edad. El hecho de que tu hijo entienda lo que se le dice es un aspecto positivo del desarrollo del lenguaje, primero se da la comprensión y después la expresión del lenguaje, es como una fase previa del aprendizaje para poder hablar. Es como la mirada, un niño que no mira a los ojos y no mantiene el contacto ocular tardará mucho mas en aprender a hablar, pues es necesario que mire para poder aprender.

Sin embargo, si a los 2 años tu hijo no está hablando y solo se comunica a través de gestos o sonidos, podría ser útil observar y considerar tomar algunas decisiones.

Mi hijo no habla pero entiende todo, Deberías de empezar a tomar medidas

  1. Observa su Comunicación No Verbal: Si tu hijo utiliza gestos, expresiones faciales u otros medios no verbales para comunicarse eficazmente, esto es un indicativo positivo. Uno de los factores primeros que ha de darse es la intención de comunicarse, esto puede ser una buena señal de ese interés por la comunicación.
  2. Estimulación Verbal: Proporciónale un entorno rico en estimulación verbal. Habla con él, léele libros y juegue con él juntos. Pasa tiempo con el niño, dedícale todo el tiempo que puedas. Puedes ayudarle y facilitar el desarrollo del lenguaje, te cuento todo en este curso Cómo estimular a tu hijo para que empiece a hablar en el que te cuento por qué palabras empezar, cómo hablarle o que hacer, tanto para estimular el lenguaje como otros procesos de maduración del cerebro que son tan importantes o más.
  3. Consulta con un Psicólogo infantil o con tu Pediatra: Si tienes inquietudes y preocupaciones persistentes, está claro que algo no va como debería de ir, yo siempre digo que hay que escuchar más a las madres o padres, porque ellos son los que están con su hijo todo el día y le conocen mejor que nadie. Cuando un padre sospecha que algo no va bien, suele tener razón. Si tienes preocupaciones o sospechas que algo no va como debería de ir, considera consultar con un pediatra o un logopeda o un psicólogo para una evaluación más detallada del desarrollo del lenguaje.

El hecho de que tu hijo entienda instrucciones o peticiones dadas de manera verbal, es un buen signo, pero es importante seguir registrando su progreso y buscar orientación profesional si es necesario. Cada niño tiene su propio ritmo de desarrollo, pero es crucial abordar cualquier preocupación temprano para brindar el mejor apoyo posible.

Cuanto antes se trabaje y se estimule el lenguaje del niño mejor. El lenguaje es el vehículo que ayuda al niño a aprender otros aprendizajes escolares como la lectura o la escritura, o es el caso de los conceptos en Educación Infantil. Un retraso del lenguaje puede suponer un retraso escolar. Lo mismo ocurre, en el desarrollo social del niño, el cual, sin lengujae difícilmente podrá hacer amigos. O en el caso de las emociones, donde tendrá más dificultades para desarrollar su inteligencia emocional. También es probable que tenga rabietas o enfados, por frustración, pues el lenguaje juega un papel importante en el control de la conducta en estas edades.

Mi hijo no habla pero entiende todo

Hay varias razones por las cuales un niño puede comprender el lenguaje pero aún no expresarse verbalmente de manera significativa. Algunas de estas razones pueden incluir:

  1. Proceso Normal de Desarrollo: Los niños siguen ritmos individuales en su desarrollo del lenguaje, y algunos pueden centrarse inicialmente en comprender antes de hablar.
  2. Personalidad Reservada: Algunos niños son naturalmente más observadores o reservados, prefiriendo procesar información antes de expresarse verbalmente.
  3. Estimulación Verbal Insuficiente: La falta de exposición regular a un ambiente verbal rico puede afectar el desarrollo del habla.
  4. Enfoque en Habilidades Motoras: El desarrollo de las habilidades motoras orales necesarias para hablar puede llevar más tiempo en algunos niños.
  5. Bilingüismo: En hogares bilingües, los niños pueden tomar un poco más de tiempo para establecer un vocabulario en ambos idiomas.
  6. Temperamento del Niño: El temperamento del niño, su nivel de confianza y comodidad social pueden influir en su disposición para hablar.
  7. Problemas Sensoriales: Problemas con la audición u otros problemas sensoriales podrían afectar la producción verbal.

Aunque muchas veces estos retrasos son parte normal del desarrollo, siempre es aconsejable hablar con un profesional de la salud, como un pediatra, un logopeda o un psicólogo, para obtener orientación específica basada en la evaluación individual de tu hijo.

En este caso habría que descartar un TEL expresivo en la que la comprensión no está alterada.

Cómo se diagnostica un TEL Trastorno Específico del lenguaje 

El Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM, por sus siglas en inglés) es una clasificación de trastornos mentales elaborada por la Asociación Americana de Psiquiatría. Según el DSM-5, el trastorno específico del lenguaje (TEL) puede manifestarse de manera receptiva, expresiva o mixta.

En el caso del tipo expresivo, se caracteriza por dificultades notables en la expresión del lenguaje, como la construcción de frases gramaticalmente correctas, el uso adecuado del vocabulario y la organización coherente de ideas, sin que estas dificultades se deban a otros trastornos médicos, sensoriales o intelectuales. Pero tienen una buena comprensión del lenguaje, entiende lo que se les dice y son capaces de seguir instrucciones verbales dadas por el padre o la madre. La evaluación clínica es fundamental para un diagnóstico preciso.

Las características del trastorno específico del lenguaje tipo expresivo incluyen:

  • Dificultades en la expresión verbal: Dificultad para formar oraciones gramaticalmente correctas y expresar ideas de manera clara.
  • Limitaciones en el vocabulario: Uso de un vocabulario más limitado en comparación con niños de la misma edad.
  • Problemas en la organización del lenguaje: Dificultad para estructurar y organizar las ideas de manera coherente al hablar.
  • Omisión de palabras o sonidos: Puede haber omisión de palabras importantes o sonidos al hablar.
  • Problemas en la comprensión de instrucciones complejas: Dificultad para comprender y seguir instrucciones verbales más complejas.

Estas características suelen manifestarse en la infancia y pueden afectar el rendimiento académico y social. La evaluación por profesionales de la salud es esencial para un diagnóstico adecuado y para determinar el tratamiento y apoyo necesarios.

Mi hijo no habla y tiene 3 años

Mi hijo no habla solo hace sonidos