Eres nervioso Controla tus nervios

Es la gran pregunta. ¿Crees que tiene respuesta? ¿Hay algún truco o trucos para poderlos controlar los nervios? Lamentablemente la respuesta a esta pregunta es no. Pero sí podemos manejarlos o gestionarlos y te vamos a contar cómo.

Precisamente no podemos hacer que desaparezcan por la definición de los nervios propiamente dicha. Estos son necesarios para poder ser eficaces o efectivos. El sistema nervioso autónomo simpático se activa al ver que hay una demanda del entorno. Esto hace que pensemos de otro modo y nuestro cuerpo reaccione para solucionar la situación. Pero el problema radica cuando estos se mantienen en el tiempo o no hay una demanda real que lo requiera. Es decir que sean preocupaciones generadas por nuestra mente.

Pero antes de nada, lo primero de todo es definir qué son los nervios. Eres nervioso Controla tus nervios.

Coloquialmente cuando hablamos de nervios es ansiedad, que puede ser expresada con los siguientes síntomas:

Cómo son los nervios

Podemos agrupar los síntomas en dos grupos: mentales y físicos.

Características mentales de los nervios

Las conductas a nivel mental, que suelen ser más el reflejo de un estado de ansiedad o nerviosismo suelen ser:

  • Por ejemplo, problemas para concentrarse
  • Por otro lado, preocupaciones recurrentes
  • Dificultad en la toma de decisiones
  • Olvidos y despistes
  • Por último, entre otros, bloqueo cognitivo

A nivel de conducta las alteraciones del nerviosismo más comunes suelen ser:

  • En primer lugar, alteraciones en el sueño
  • Por otro lado, sensación de ahogo
  • Dolores en el pecho
  • Exceso de actividad motora
  • Dolores de cabeza
  • Además, alteraciones en la comida, bien por falta de apetito o por necesidad de estar comiendo de manera desproporcionada.

Antes de pasar a explicar algún “truco” para manejar estos síntomas es importante que te pares y pienses. ¿Cómo son tus nervios? ¿Cómo reacciona tu cuerpo? La clave está en conocer cómo reaccionamos para poder gestionarlo. Así que el primer paso es conocerte para poder adaptarte. No lo olvides. Es cierto que no a todo el mundo le funciona el yoga o las respiraciones, incluso en ocasiones es contraproducente. Por el contrario, en muchas ocasiones lo que necesitamos es mayor actividad. Porque en el día a día nuestro trabajo sea más mental o porque nuestra activación fisiológica lo requiera.

Ahora pasamos a darte alguna idea sobre cómo manejar los nervios, después de conocer cómo reacciona tu cuerpo. Eres nervioso Controla tus nervios.

  • Lo primero de todo aprende a parar. Los nervios en ocasiones son consecuencia de un exceso de activación. Por todo ello aprende a en el día guardar un momento para ti. Bien para leer, ver un capítulo de tu serie preferida o hacer el hobby que te guste.
  • Vacía tus preocupaciones. En muchas ocasiones no nos encontramos bien por un exceso de pensamientos, por ello es importante dos aspectos. Lo primero de todo anotar aquello que está en nuestra mente en un papel físico. Observar qué tienes que resolver y establecer prioridades sobre ello. Una vez hecho empezar por lo más fácil y llevar a cabo un plan de acción.
  • El deporte y la naturaleza nuestro mejor aliado. El deporte además de hacer que el cuerpo libera la hormona relacionada con la felicidad ayuda al desahogo. Es muy importante que 2 ó 3 veces a la semana hagas algún tipo de deporte. Desde paseos a actividades más planificadas, dependiendo de cada uno. Por otro lado, el aire libre es la medicina de nuestra mente. En realizar actividades en la naturaleza genera relajación y sosiego.
  • Recuerda lo más importante de todo, el arco iris sale y se van las nubes. En muchas ocasiones los nervios se mantienen porque les tenemos miedo. El intentar controlarlos hace que estos aumenten. Es importante conocer que la activación fisiológica acaba bajando, pero hay que dejarla que baje. Al principio es muy duro, pero si pruebas lo vivirás. Nos nervios desaparecen y el controlarlos hace que aumenten, es importante tenerlo presente.
  • Cuida tu sueño y tu alimentación. Hay ciertos alimentos, que todos conocemos que favorecen la activación, por lo que en épocas de mayor estrés hay que intentar evitarlos. Por otro lado, la falta de sueño genera mayor irascibilidad, así como alteraciones a nivel cognitivo. Por lo que el dormir 8 horas de sueño es esencial para equilibrar los estados mentales.

Belén Pozo

Psicóloga Sanitaria

Cómo controlar tus preocupaciones

Artículo anteriorPor qué es así mi autoestima
Artículo siguienteCómo vencer el miedo a vacuna Covid
Psicólogo Infantil - Vaca Orgaz
Somos un centro de larga trayectoria profesional y amplia experiencia como psicólogo infantil en Madrid, expertos en niños y adolescentes. Más de 900 evaluaciones y diagnósticos con los text más punteros como el WISC-V, el SENA o el AULA NESPLORA. Hemos ayudado a cientos de familias dando pautas y ayudando a niños. Tanto en sus dificultades de aprendizaje, emocionales como sociales. La eficacia de nuestras sesiones con resultados desde el primer mes.