Cuántas horas dormir por edad

0
406
Cuántas horas dormir por edad los benéficios de dormir

Cuántas horas dormir por edad. La cantidad de horas de sueño necesarias varía según la edad.

Aunque son parámetros generales, hay momentos en la vida en las que el cuerpo puede pedir dormir más horas de lo normal, como estar enfermo o incubando una enfermedad, por estar agotado o bajo de energía o depresión.

Las recomendaciones generales sobre cuántas horas dormir por edad suelen ser estas, aunque cada persona es diferente y no todo el mundo tiene las mismas necesidades:

  • Bebés de 0-3 meses: 14-17 horas por día.
  • Bebés de 4-11 meses: 12-15 horas por día.
  • Niños pequeños 1-2 años: 11-14 horas por día.
  • Niños en edad preescolar entre 3-5 años: 10-13 horas por día.
  • Niños en edad escolar de 6-12 años: 9-12 horas por día
  • Adolescentes 13-18 años: 8-10 horas por día.
  • Adultos jóvenes y adultos 18-64 años: 7-9 horas por día.
  • Adultos mayores 65+ años: 7-8 horas por día.

Recuerda que estas son pautas generales y las necesidades individuales pueden variar en función del momento, de las circunstancias y de la salud general. Es importante prestar atención a tu propio cuerpo y asegurarte de obtener suficiente descanso.

Cuántas horas dormir por edad, usar el despertador?

Al igual que no nos ponemos un despertador para parar de comer tampoco deberíamos interrumpir el sueño con una alarma, el cuerpo es sabio y sabe cuándo despertar y cuántas horas de sueño necesita. Usar el despertador es interrumpir el sueño y el descanso. Hay veces que cuando suena, nos cuesta despertar y es porque justo en ese momento estamos en un sueño profundo.

Si este es tu caso, deberías ir antes a la cama, pues está claro que que necesitas dormir más horas d las que lo haces y tu salud física o mental lo necesitan.

Causas por las que a veces dormimos más horas de lo habitual

Hay ciertas situaciones que nos llevan a dormir más de lo normal en nosotros y que se han de tener en cuenta, en estos casos, el cerebro o el cuerpo necesitan recuperarse por lo que se deberían de respetar y seguir las instrucciones que en este caso nos dicta el cuerpo.

  1. Fatiga acumulada Si te has sentido cansado o has experimentando fatiga acumulada debido a dormir poco en los últimos días o semanas, o por otras razones ajenas como la alimentación o sin explicación, es posible que tu cuerpo esté tratando de recuperarse de algo y necesite una ayuda extra mediante un sueño más prolongado
  2. Estrés y ansiedad El estrés y la ansiedad pueden interferir con la calidad del sueño y llevar a dormir más horas como mecanismo de recuperación emocional, pues tanto el uno como el otro supone un desgaste importante para el organismo, al ser un estado de alerta o hiper vigilancia constante
  3. Enfermedad o infección Cuando estás enfermo, incubando una enfermedad, tienes una infección o alguna dolencia, tu cuerpo puede necesitar más tiempo de sueño para combatir la enfermedad y recuperarse
  4. Cambio en la rutina Cambios significativos en tu rutina diaria, como un aumento repentino en la actividad física o cambio de trabajo, cambio de horarios, pueden llevar a una mayor necesidad de horas de sueño
  5. Cambios hormonales Cambios en los niveles hormonales, como los que ocurren durante el embarazo o la menopausia o ciertos problemas de tiroides, pueden influir en la cantidad de sueño necesaria
  6. Medicamentos o sustancias Algunos medicamentos, sustancias como el alcohol o las drogas, pueden afectar la calidad del sueño y hacer que necesites dormir más para sentirte descansado
  7. Edad A medida que envejecemos, es común que se experimenten cambios en los patrones de sueño, algunas personas mayores pueden necesitar más horas de sueño
  8. Enfermedades crónicas Condiciones médicas crónicas, como la apnea del sueño, la fibromialgia o la artritis, pueden interferir con la calidad del sueño y requerir más tiempo de descanso
  9. Depresión La depresión puede causar somnolencia excesiva y hacer que las personas duerman más horas de lo normal, al encontrarse e cerebro aletargado
  10. Ajuste al huso horario Después de viajar a través de diferentes zonas horarias, es posible que experimentes somnolencia y necesites dormir más para recuperarte del jet-lag

Si te encuentras durmiendo significativamente más horas de lo habitual, deja que tu cuerpo se recupere y normalice pero si esto persiste sin una razón evidente, es importante consultar a un profesional de la salud. Puede ser un indicio de problemas latentes que requieran atención médica o cambios en tu estilo de vida para mejorar la calidad del sueño. Un chequeo médico no estaría de más con el fin de descartar problemas mayores.

Dormir más tiempo de lo que uno está acostumbrado también puede ser beneficioso por algunas razones que indicamos a continuación:

  1. Recuperación Física El sueño es crucial para la recuperación de los tejidos y músculos. Dormir más puede ayudar a sanar más rápido después de lesiones o ejercicio intenso
  2. Mejora del Cerebro El sueño adicional puede mejorar la función cognitiva, el aprendizaje y la memoria. Durante el sueño, el cerebro procesa y consolida la información, así como elimina toxinas e información innecesaria
  3. Salud Mental El sueño adecuado está relacionado con una mejor salud mental. Dormir más puede reducir el riesgo de depresión, ansiedad y problemas emocionales
  4. Fortalecimiento del Sistema Inmunológico Un sueño suficiente puede fortalecer el sistema inmunológico, ayudando al cuerpo a combatir enfermedades y infecciones.
  5. Regulación del Peso La falta de sueño puede contribuir al aumento de peso. Dormir más puede ayudar a regular las hormonas relacionadas con el hambre y el apetito, de hecho dormir más horas nos mantiene delgados y dormir poco nos hace comer de manera impulsiva por el día, tener menos control con la comida y elegir alimentos menos saludables y calóricos
  6. Mayor Energía y Productividad Más horas de sueño puede traducirse en un mayor nivel de energía y mayor productividad en el trabajo mejorando la concentración y la precisión en el trabajo durante el día, lo que lleva a un mejor desempeño laboral y en las actividades diarias.
  7. Mejora del Estado de Ánimo Un sueño insuficiente puede afectar negativamente al estado de ánimo, dormir más puede ayudar a mantener un estado de ánimo equilibrado y reducir la irritabilidad o reducir episodios psiquiátricos
  8. Reducción del Estrés Un sueño adecuado puede reducir los niveles de estrés y aumentar la capacidad para lidiar con situaciones estresantes
  9. Salud Cardiovascular Dormir más puede ser beneficioso para la salud del corazón al reducir la presión arterial y disminuir el riesgo de enfermedades cardiovasculares
  10. Longevidad Algunos estudios sugieren que las personas que duermen lo suficiente tienen una mayor esperanza de vida en comparación con aquellas que duermen poco

Así que a dormir más y mejor!!! Aprender unos buenos hábitos de sueño saludables es algo  que todos deberíamos hacer una vez en a vida, y aprendernos esas premisas o trucos para siempre e incorporarnos en nuestras rutinas diarias. Es importante aprender a dormirse pronto y a no despertarse por la noche para poder tener un sueño reparador

Tratamiento insomnio ¿qué hacer?

Es importante recordar que el exceso de sueño también puede tener efectos negativos, por lo que encontrar un equilibrio es esencial. Las necesidades individuales de sueño pueden variar, por lo que es importante escuchar a tu propio cuerpo y ajustar tu horario de sueño según lo que te haga sentir mejor y más saludable.