Consecuencias de repetir curso en primaria

Antes de empezar, deciros que en nuestro Centro somos por lo general contrarias de que el niño repita curso, siempre será el último recurso.

Repetir curso afecta en un primer momento a la autoestima, a las relaciones sociales con los compañeros, a la motivación escolar, a la seguridad en si misma del niño.

Solo en los casos en los que no queda más remedio, el niño debe repetir curso.

Ene estos casos, es normal que el niño se muestre triste aunque no lo muestre, hay que empalizar con él, también es normal que tire la toalla y no quiera esforzarse, como siempre digo a los padres, yo estaría igual. Y aunque en los colegios digan que tiene que seguir estudiando, yo os recomiendo, tampoco no tomarlo tan en serio.

Lo importante es que descanse, que desconecte unos días, y aprovechar el verano para mejorar la lectura, la escritura, la atención o el inglés. Pero que no repase conceptos, que ya volverá a verlos el próximo curso escolar. Es preferible que fortalezca las razones que le hacen repetir, para que entre más fuerte.

Es importante que le preguntéis que qué tal se siente, que es normal que esté triste.

Pero enfocarlo siempre de manera positiva, decidle que así el año que viene podrá sacar buenas notas, y estaréis muy orgullosos de él, al igual que también el se sentirá bien.

Normalizar la situación, si uno de los padres ha repetido cuando era pequeño, es el momento de decírselo, le ayudará a sentirse mejor.

Hablad con la profesora e intentad seleccionar a algún niño del nuevo curso que ya conozca del patio o de extraescolares, o si repite alguno de su clase, puede ser bueno que estén juntos.

Tenedle entretenido ahora al principio, para que no lo pueda pensar tanto ni preocuparse.

Elisa Vaca

Psicólogo Sanitario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here