Alimentos Sanos

Cómo detectar trastornos alimenticios en adolescentes

La imagen es algo que influye directamente en nuestra autoestima e incluso en el estado de ánimo. En los adolescentes hoy en día la imagen es algo muy importante, están rodeados de redes sociales con fotos de otros adolescentes con cuerpos preciosos a los que admiran y que quisieran ser como ellos. Esto les puede llevar a querer parecerse a eso que ven o a imitar malas prácticas en temas como el deporte o la alimentación para perder peso o ganar músculo.

Es habitual encontrar en adolescentes trastornos de alimentación, por lo que os contamos cómo detectar trastornos alimenticios lo antes posible con el fin de que no sea tarde y el problema se cronifique. O pueda acabar en un trastorno de bulimia o anorexia. En algunos casos el trastorno acaba en una percepción alterada de la imagen, se ven con más tripa o más pierna de la que realmente tienen. De este modo al verse en el espejo, ven una imagen distorsionada de sí mismos.

A continuación os contamos algunas señales de cómo detectar trastornos alimenticios:

-Atracones de comida en un intervalo corto de tiempo, van a la cocina y acaban con la caja entera de galletas o la bolsa de patatas fritas

-Va al baño después de comer, de cenar o de darse un atracón, en ocasiones se provocan el vómito

-Se siente mal por haber comido demasiado, tiene sentimientos de culpa

-Hace dieta pero se mantiene en el mismo peso, lo que le lleva a comer a deshoras

-No come mucho sentado en la mesa o come demasiado hasta sentirse lleno

-Tiene dientes o muelas picados más de lo esperable, esto se debe por la pérdida de esmalte dental provocado por los ácidos del estómago

-Uso de laxantes e infusiones, para perder peso

-Hacer ejercicio excesivo, con el fin de quemar la comida que han comido de más

-Abusar mucho de los dulces y de productos menos saludables

-Comer a escondidas al sentir vergüenza o sentirse mal por comer cuando no debería o lo que no debería

-Contar calorías, llevar un registro de las mismas

-Repasar mentalmente qué ha comido a lo largo del día

-Pensar demasiado en la comida

Si tu hijo adolescente tiene dos o más de estas señales, deberías de acudir a un psicólogo, con el fin de que cambie su forma de ver e interpretar las comida. Disponemos de programas de reeducación de la alimentación para adolescentes pensados con el fin de prevenir trastornos como la bulimia o la anorexia.

Puedes leer más en Tipos de Trastornos de alimentación.

Elisa Vaca

Psicóloga sanitaria