Cómo conseguir una relación sana

0
396

Cómo conseguir una relación sana

El ser humano es un ser social. Desde que nacemos tenemos la necesidad de crear vínculos, primero con nuestros padres y familia, posteriormente con nuestros iguales formando relaciones de amistad y por último poder mantener relaciones de pareja.

Aun que seamos seres sociales y esté en nuestro ADN, no todas las relaciones sociales son sencillas y fáciles de mantener. No existe una manera única de mantener una relación de pareja estable y buena, pero sí existen determinados aspectos que debemos desarrollar para que esta relación sea sana y saludable.

Pero cómo conseguir una relación sana

COMUNICACIÓN

Este es el problema mayoritario en muchas de las parejas. Comunicarse no es únicamente hablar o dar información, es un proceso más amplio en el que se ven involucradas emociones y la disposición personal para entender y escuchar al otro.

COMPARTIR

Es cierto que hoy en día hay muchísimas obligaciones y apenas existe tiempo para realizar actividades con nuestra pareja. Muchas veces cuando se comparte tiempo con la pareja es realizando otra actividad u obligación. Pero por ello, tenemos que ser conscientes que se debe dedicar, aunque sea un rato del día a estar con la pareja, siendo en ese momento lo único que tenemos en mente. No es tanto el tiempo compartido si no la calidad de ese tiempo.

TRANSIGENCIA

Actitud de tolerancia, consentimiento o aceptación de las opiniones o deseos de otra persona en contra de los propios. Para poder transigir, es necesario aceptar que el otro es diferente de mí, y que debe tener su espacio y libertad para poder ser él mismo.

RESPETO

Para poder respetar al otro debemos aceptar y comprender las diferencias entre ambos. Es decir, no podemos pretender que la otra persona tenga las mismas costumbres o que desarrolle las mismas actividades que nosotros de la misma manera. No siempre se va a poder coincidir con la otra persona, pero esto lo podemos ver como una oportunidad para aprender sobre la otra persona. Esto, a su vez, no significa que si no estamos de acuerdo en algo o hay algo que nos haga sentir mal, no lo digamos, tenemos el derecho a decir lo que pensamos y como nos sentimos, pero siempre desde el respeto hacia la otra persona, y sin exigencias.

Lucía Ongil

Psicóloga

Lee un artículo relacionado en: http://psicologoinfantil.es/psicologo-como-gestionar-perdida-pareja/