Pesadillas, qué hacer

Pesadillas, qué hacer

Muchas veces los padres a mitad de la noche se despiertan. Debido a las pesadillas de los niños. Todos los niños han tenido alguna vez pesadillas. Es algo normal y frecuente en el desarrollo.

Los padres en un principio no deben preocuparse. Hasta que estas pesadillas se den de forma prolongada y repetida.

Se definen como sueños disfóricos que se recuerdan bien y que por lo general implican esfuerzos para evitar amenazas contra la vida, la seguridad o la integridad física y que suelen suceder en la segunda mitad del periodo de sueño.

Al despertarse, los niños se orientan rápidamente y están alerta. Esta es la característica diferencial con los terrores nocturnos, en los que el niño no tiene conciencia del episodio.

No hay una única causa con respecto a las pesadillas, si no que son multicausales. Algunas de las más comunes son: estrés o ansiedad, traumatismos, privación del sueño, medicamentos, abuso de sustancias, libros o películas de terror o ser concomitantes con otros trastornos.

Las consecuencias de este trastorno suelen ser: somnolencia diurna excesiva que suele llevar a dificultades en el colegio, falta de concentración, problemas del estado de ánimo o resistencia a ir a la cama o dormir por temor a tener otra pesadilla.

El tratamiento que más eficacia ha demostrado para este trastorno es el Repaso en Imaginación (IRT). Esta terapia consiste en la descripción detallada de la pesadilla y durante 3 sesiones ir cambiando el contenido de esta para hacerla menos disfórica hasta que deja de generar ansiedad.

También se han utilizado otras técnicas como la exposición en imaginación, en la cual el niño se expone en su imaginación a la pesadilla, hasta que de nuevo se reduce la ansiedad que esta provoca.

Lucía Ongil

Psicóloga

Puedes leer otro artículo en:http://psicologoinfantil.es/como-hacer-que-tu-hijo-vaya-al-psicologo/

Deja una respuesta

Tu email nunca se publicará.

× ¿Cómo podemos ayudarte? WhatsApp
A %d blogueros les gusta esto: