La indefensión aprendida

La indefensión aprendida

La indefensión aprendida fue propuesta por el psicólogo Martin Seligman en 1965. Significa que cuando una persona se enfrenta  una situación aversiva o dolorosa de la cual no puede escapar, o sus esfuerzos para escapar no han resultados satisfactorios, aprende a mantenerse indefensa, actuando así en las siguientes situaciones aunque eu ya pueda ejecutar una respuesta de huida o escape. No hay una situación en concreto que dé lugar a esta indefensión., si no que para distintas personas hay diferentes situaciones que pueden hacer que se desarrolle.

La percepción del entorno como incontrolable independientemente de nuestros actos, es el que desencadenará este estado.

La teoría de Seligman sobre la indefensión aprendida fue reformulada, indicando que para llegar a este estado la persona además de percibir las circunstancias como incontrolables, tendría que tener una estilo atribucional interno, global y estable. Esto quiere decir que la persona se atribuirá a ella misma y bajo todas las circunstancias los hechos ocurridos.

La indefensión se demuestra principalmente en 3 ámbitos:

  • Motivacional
  • Emocional
  • Cognitivo

Teniendo como principales síntomas:

  • Inhibición conductual
  • Aislamiento
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Pensamientos y creencias disfuncionales
  • Pasividad
  • Depresión

Desde el punto de vista psicológico, la mejor terapia para superar la indefensión aprendida es la terapia cognitivo-conductual, trabajando la reestructuración cognitiva de los pensamientos disfuncionales, las habilidades sociales la autoestima y la relajación.

Lucía Ongil

Psicóloga

Lee otro artículo: http://psicologoinfantil.es/psicologo-resolucion-de-conflictos/

Deja un comentario

Tu email nunca se publicará.

A %d blogueros les gusta esto: