Qué es psicología positiva

0
274

Qué es psicología positiva

La psicología positiva se puede definir como un estudio científico de lo que hace que la vida valga más la pena. Es la llamada de la psicología científica.y práctica. Para están tan preocupados por las fortalezas como por las debilidades.

Es importante diferenciar entre pensamiento y psicología positivos. El pensamiento positivo, hasta un punto, es como un pensamiento mágico. Basándose incluso en la idea de que pensar en cosas positivas, hará que estas cosas sucedan.

La psicología positiva no se refiere en ningún momento a que todo va a estar siempre bien. No te obliga a ser feliz. Somos seres humanos y tenemos tanto emociones positivas como negativas. Y no se le puede negar al ser humano la capacidad de experimentar emociones negativas. Ya que estas son necesarias para aprender y para crecer. Y son igual de necesarias que las positivas.

La psicología positiva incluye elementos como la aceptación del malestar. Pero abriendo el abanico a la capacidad de detectar las propias fortalezas. No hay que dejar de lado que la experiencia humana conlleva sufrimiento, pero no podemos olvidar que el ser humano es mucho más que eso. Hay que superar los que se conoce como flitraje selectivo, que es la tendencia natural del ser humano tiene a prestar mayor atención y recordar en mayor medida los aspectos negativos y a subestimar los positivos. La psicología positiva complementa esto con unas herramientas que te permitan centrarte en las cosas que sí tienes para mejorar el bienestar psicológico.

La psicología positiva pone le foco en lo que sí funciona, en el desarrollo a través de herramientas psicológicas de las fortalezas, de las emociones positivas, de la sensación de logro, de las relaciones que nos aportan cosas positivas o del sentido vital, sin negar la libertad para sentir emociones negativas.

Aquí exponemos algunos ejercicios que se pueden hacer para empezar a adentrarse en el mundo de la psicología positiva:

  • Tres cosas buenas: consiste en apuntar todas las noches, tres cosas buenas que no hayan sucedido en el día. Hasta en los peores días hay que buscar las 3 cosas que nos hayan parecido buenas.
  • Gratitud: es importante estar agradecido, ya que hay muchas cosas quedamos por supuesto y no nos damos cuenta de que deberíamos estar muy agradecido por ellas. Para ello podríamos hacer lo mismo que en el ejercicio anterior, escribir en algún momento del día 3 cosas por las que estemos agradecidos ese día.
  • Fortalezas: debemos aprender a conocer nuestras fortalezas. Todas las personas tienen fortalezas. Para aprender a identificarlas, empezaremos nosotros mismos por escribir 3 fortalezas que creamos que tenemos. A continuación, le pediremos a nuestros familiares o amigos más cercanos que escriban una fortaleza que creen que tengamos.

Áreas importantes vida

Lucía Ongil

Psicóloga