Cómo hacer que tu hijo estudie

0
42
Cómo hacer que tu hijo estudie

Cómo hacer que tu hijo estudie Y cómo motivar a tu hijo a estudiar: 10 Estrategias Efectivas para el Éxito Académico

¿Te encuentras constantemente luchando para motivar a tu hijo a estudiar? No estás solo. Muchos padres se enfrentan al desafío de lograr que sus hijos se sienten y se concentren en sus tareas escolares. Afortunadamente, hay estrategias efectivas que puedes implementar para ayudar a tu hijo a desarrollar hábitos de estudio sólidos y alcanzar el éxito académico. En esta entrada del blog, exploraremos diez consejos prácticos para motivar a tu hijo a estudiar y sacar lo mejor de su potencial.

Cuando son pequeños es importante además de la motivación crear un buen hábito o rutina diaria en el estudio, esto e llevará a ponerse a estudiar sin protestar o sin que le cueste trabajo hacerlo, y por supuesto, sin que tengas que estar diciéndoselo todo el rato.

Con nuestro curso sabrás cómo establecer la mejor rutina para que se siente a estudiar cada tarde si protestar: Me cuesta que se siente a estudiar

Cómo hacer que tu hijo estudie Lo primero 

Antes de nada asegúrate de que su cerebro se está desarrollando acorde a su edad cronológica. El cerebro de los niños no se desarrolla de manera homogénea, por lo que puede que algún área se esté desarrollando por debajo de lo esperado en ese momento, y no pueda atender a las demandas escolares compro hacen otros compañeros.

También es importante a nivel emocional tener cierta tranquilidad y bienestar para poder estar centrado en los estudios.

Por lo que una evaluación neuropsicológica o psicológica por psicólogos expertos en evaluación y en niños, es fundamental para asegurarnos que to está bien y descartar también algún problema de atención, dislexia, discalculia u otros.

Se realiza un informe por escrito, en el que se ven los percentiles de las diferentes áreas evaluadas como son los razonamientos, la atención visual selectiva, la atención visual sostenida, la atención auditiva, la percepción visual entre otros, con el fin de ver que todo está bien y que el niño puede atender a las demandas escolares. En nuestro centro lo llevamos haciendo más de 20 años, es la única manera de ver que todo está bien, y en el caso de que no, poner remedio lo antes posible para que el niño pueda pasar de curso año tras año sin dificultad.

Cómo hacer que tu hijo estudie Consejos

  1. Establece Rutinas Consistentes: La consistencia es clave cuando se trata de motivar a tu hijo a estudiar. Establece horarios de estudio regulares y crea un ambiente propicio para el aprendizaje en casa. Un buen hábito de estudio, a la misma hora, en el mismo lugar, favorece que se ponga a estudiar.
  2. Fomenta el Interés por el Aprendizaje: Descubre los intereses de tu hijo y busca formas de relacionar los conceptos escolares con sus pasatiempos y actividades favoritas. Esto puede ayudar a hacer que el estudio sea más relevante y atractivo para ellos. Llévale a museos, o a la hora de viajar, muéstrale lo interesante que son las cosas para que lo viva de ese modo.
  3. Celebra los Logros: Reconoce y celebra los logros académicos de tu hijo, ya sea una buena calificación en un examen o el cumplimiento de una meta de estudio. El refuerzo positivo puede ser una poderosa herramienta motivacional. Y no sólo los logros, la buena conducta de ponerse a estudiar o de estudiar concentrado, también debería de reforzarse y premiarse. Un buen hábito también ha de ser premiado.
  4. Establece Metas Claras y Realistas: Ayuda a tu hijo a establecer metas alcanzables y trabaja con ellos para desarrollar un plan para alcanzarlas. Dividir las metas en pasos más pequeños puede hacer que parezcan más manejables y menos abrumadoras. Ayúdale a que sepa planificar su tarde de estudios, le parece menos si se lo dividimos en menos tareas y podrá ir viendo
  5. Proporciona un Espacio de Estudio Adecuado: Crea un espacio de estudio tranquilo y bien iluminado donde tu hijo pueda concentrarse sin distracciones. Asegúrate de que tengan todos los materiales necesarios a su alcance.
  6. Involucra a Tu Hijo en la Planificación: Permitir que tu hijo participe en la planificación de su propio estudio puede aumentar su sentido de responsabilidad y compromiso con el proceso de aprendizaje.
  7. Utiliza Recursos Educativos Interactivos: Explora recursos educativos en línea y aplicaciones móviles que hagan que el estudio sea más interactivo y divertido para tu hijo. Desde juegos educativos hasta tutoriales en video, hay una amplia gama de herramientas disponibles.
  8. Fomenta la Autonomía: Dale a tu hijo la oportunidad de tomar decisiones sobre su propio aprendizaje y permitirles asumir la responsabilidad de su éxito académico.
  9. Sé un Modelo a Seguir: Tu actitud hacia el estudio y el aprendizaje puede influir en la de tu hijo. Muestra interés por el conocimiento y la educación, y sé un ejemplo positivo de hábitos de estudio efectivos. Estudiar algo que siempre quisiste o trabajar a su lado con el ordenador, puede crear un ambiente de trabajo-estudio propicio para ellos. Si el niño percibe que él sólo esta estudiando, es probable que se desanime y no quiera.
  10. Ofrece Apoyo y Orientación: Está ahí para apoyar a tu hijo en su viaje académico, brindándoles aliento, ayuda con las tareas difíciles y orientación cuando sea necesario. Pero con cuidado y evitando que se vuelva dependiente, una cosa es estudiar un rato y algún día, y otra es todos los días.

Si tu hijo necesita que todos los días estudies con él, está claro que algo no está funcionando como debería, es decir, que algún área del cerebro no esta lo suficientemente madura como para poder realizar de manera eficaz las tareas que debería, al igual que hacen sus compañeros. En este caso, saber qué está pasando y qué áreas son las implicadas es imprescindible para poder ayudar a tu hijo.

Este video te dará las herramientas necesarias para Cómo hacer para no tener que estudiar con tu hijo, pero sería importante realizar una evaluación psicológica para saber qué áreas se están desarrollando por debajo de lo esperado por edad cronológica.

En resumen, motivar a tu hijo a estudiar puede requerir tiempo, paciencia y esfuerzo, pero con las estrategias adecuadas y el apoyo adecuado, puedes ayudarlos a alcanzar su máximo potencial académico. Implementa estas diez estrategias prácticas en la vida diaria de tu hijo y observa cómo florecen como estudiantes. ¡El éxito está al alcance de tu mano!

 

Comprensión lectora y rendimiento escolar

Técnicas de estudio en Adolescentes

Motivación estudio en Adolescentes